Alexandre Mouriño: «El ascensor será una extensión de Vialia que enriquecerá el proyecto»

El estudio vigués de arquitectrua AM2 participa en el diseño del futuro elevador Halo


vigo / la voz

Talento vigués para una obra singular que unirá dos planos de la ciudad. El estudio de arquitectura AM2 es alma mater de la idea ganadora del futuro ascensor que conectará la avenida de García Barbón con la estación intermodal de Urzaiz. Se trata de un gabinete de profesionales de entre 30 o 40 años que ya ha prestado al Concello servicios de asesoramiento en proyectos como el carril bici o la vía verde por las antiguas vías del tren.

-¿Cómo se les ocurrió la idea de dar una forma circular a la estructura del ascensor?

-La opción normal que diseñaría la mayoría de las empresas es una pasarela recta y una torre elevadora. Pero nuestra forma no es caprichosa, aunque la hayamos hecho de la manera más estética posible. Hay varios condicionantes. El edificio de Thom Mayne se cierra sobre sí mismo. Es hermético, pero en un punto central se abre un atrio hacia la ría. La torre donde se proponía la pasarela tenía que caer sí o sí delante del atrio. Se nos ocurrió intentar no quitar vistas ni al atrio ni a la gente que estuviese usando la plaza de la cubierta de la estación intermodal. Empleando una circunferencia, liberamos el frente del atrio y respetamos el proyecto de Thom Mayne. También creamos no solo un trayecto de ida y vuelta, sino un paseo circular, como una nueva calle elevada, una extensión de la plaza que enriquece el proyecto.

-Llama la atención que media circunferencia sea cubierta y otra no.

-El brazo que va cubierto es el que está más cerca de las torres del centro de negocios. Pretendemos, cerrando ese lado con un cristal traslúcido, mantener la privacidad de los vecinos de los edificios, porque van a tener un flujo de peatones a 30 metros de distancia. Por otra parte, en esa zona no hay vistas porque las torres las cierran. El círculo se abre al exterior donde terminan las torres y hasta el horizonte.

-También sorprendió su propuesta de crear dos elevadores y no solamente uno.

-Desde nuestra experiencia, y como conocedores de la ciudad, desde el primer momento nos propusimos que tenía que haber dos elevadores. Hay que tener en cuenta que el flujo de peatones será elevado y con dos ascensores duplicaremos la capacidad de desplazamiento. Además, como decía el alcalde, es difícil que se estropeen dos elevadores al mismo tiempo. Otro tema fundamental son los 45 metros de altura que hay que salvar. El recorrido lleva su tiempo. Con dos elevadores se reduce a la mitad. A la gente no le gusta esperar.

-¿La capacidad de los elevadores también ha sido objeto de decisión?

-Tendrán una capacidad para 21 personas. Podíamos haber optado por limitarlo a 16, pero queremos que tenga capacidad suficiente para que los ciudadanos puedan meter sus bicicletas o patinetes y contribuir a que el plan Vigo Vertical sea amigo de esa nueva movilidad.

-¿Qué materiales van a emplear?

-Principalmente la estructura es de acero, precalculada para asegurar los estándares de seguridad. La parte blanca exterior es una chapa de acero de cinco milímetros para que dé una sensación de pieza única. Tendrá dos aspectos diferentes en función del día o la noche. Por el día parecerá una pieza blanca muy pura y de noche cogerá una transparencia diferente porque se verá el esqueleto de la estructura.

-¿Qué significa para su empresa participar en el proyecto?

-No nos aleja de otros proyectos que hemos hecho. Pero es un orgullo para nosotros. Es un proyecto icónico. Si fuese en Murcia nos haría ilusión, pero no sería lo mismo. Esta es nuestra ciudad, donde tenemos a nuestras familias y es algo muy importante.

«Somos un equipo amplio, un buen maridaje con una de las empresas más potentes»

El estudio vigués que participa en el proyecto del ascensor arrancó su andadura en 2017. Realizan todo tipo de trabajos de arquitectura, si bien su especialidad es la obra pública y civil, sobre todo en lo que se refiere a aspectos de movilidad urbana sostenible. Una de las actuaciones que llevan su firma, por ejemplo, es el paseo marítimo de Vilagarcía de Arousa.

-¿Cómo se les ocurrió la idea de participar en el concurso?

-Cuando surgió la noticia del concurso de ideas que convocó el Ayuntamiento, decidimos presentarnos y acudir a empresas amigas con las que ya habíamos trabajado en el concurso de ideas de la pasarela peatonal entre Tomiño y Vilanova de Cerveira. Está claro que un proyecto de esta envergadura necesitaba una empresa potente y Arenas y Asociados es una de las más importantes del sector en España. Contactamos con ellos y quedaron encantados desde el primer día. Después unimos más manos del mundo de la arquitectura con la llegada de Noarq, que se unieron de buen grado y con los que hemos hecho un buen maridaje. Somos un equipo amplio.

-¿Qué le parece la idea de unir dos planos de la ciudad?

-Creo que es un proyecto fundamental para la ciudad. El propio Thom Mayne ya pensó en eso cuando diseñó la estación intermodal. Al final no lo pudieron ejecutar porque se acababa su ámbito de obra. El Concello retomó el testigo para contar con este elemento. Es obvio que acercará a todos los ciudadanos que viven en calles como Rosalía de Castro o García Barbón con los de Casablanca o la Travesía de Vigo. Los acercará a ese gran polo de atracción que será el centro Vialia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Alexandre Mouriño: «El ascensor será una extensión de Vialia que enriquecerá el proyecto»