Cinco bromistas movilizan a la policía de Vigo por un falso secuestro en una fiesta de cumpleaños

Una conductora creyó que el rapto era real y los persiguió con su coche mientras daba datos de la matrícula a la centralita de la comisaría. La Policía multó a dos implicados por saltarse el cierre perimetral

La Policía Nacional controla los acceso a Oviedo por el cierre perimetral
La Policía Nacional controla los acceso a Oviedo por el cierre perimetral

Vigo / La Voz

La Policía Nacional de Vigo desbarató una broma de fiesta de cumpleaños en la que cinco jóvenes amigos fingían un secuestro para gastarle una gracia al homenajeado el domingo por la tarde. Durante dos horas hubo rastreos contra reloj de la policía de paisano y controles de la Guardia Civil y la Policía Local de Vigo para cortar la fuga de los delincuentes y localizar el vehículo sospechoso. Finalmente, descubrieron que los captores estaban gastando una broma a un amigo que celebraba ese mismo día su onomástica.

La Policía, aclarado el embrollo, identificó a los tres secuestradores falsos, a la novia de uno de ellos y al propio secuestrado, dado que esta sabía que todo era una broma porque conocía la furgoneta, el coche y a sus amigos. Dos de ellos fueron multados porque se saltaron el cierre perimetral y salieron de su municipio para asistir al cumpleaños.

El falso rapto se desarrolló a plena luz del día y en la calle y todo habría quedado en una broma privada si no fuese porque una conductora que pasaba por allí de casualidad vio toda la escena y pensó que presenciaba un secuestro real. Todo parecía sacado de una película de acción. Tres de los implicados, todos de unos 25 años, aparcaron una furgoneta y un coche en la parroquia de Zamáns, salieron encapuchados o con las caras tapadas con bragas y se abalanzaron sobre su amigo de cumpleaños en plena calle. Lo maniataron, lo metieron en el maletero de un coche y emprendieron la fuga entre risas. Por el camino, casi echan a bocinazos de la carretera a una conductora que había visto el falso secuestro y los persiguió 500 metros mientras deletreaba las matrículas por teléfono a la centralita de la comisaría. Les perdió la pista en un cruce, la furgoneta y el coche se dividieron, un vehículo para Vincios y otro hacia el centro de Vigo.

Los agentes descubrieron que la furgoneta la usaba un empleado que no contestaba al móvil. Con esa pista, tras dos horas de rastreos, unos policías camuflados localizaron la furgoneta y al conductor en Valadares, así como a un amigo. Un implicado aclaró que todo había sido una broma y citó al resto de sus amigos para que lo corroborasen. La Policía les recordó que simular un delito es grave porque habían movilizaron recursos policiales durante dos horas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Cinco bromistas movilizan a la policía de Vigo por un falso secuestro en una fiesta de cumpleaños