Los 30 golpes de la banda del Audi en casas del área de Vigo y A Coruña

Las correrías de un grupo itinerante albanés en el otoño del 2019 irán en breve a juicio en Vigo

Control de Policía Autonómica y Nacional en la Avenida de Madrid, este domingo por la mañana
Control de Policía Autonómica y Nacional en la Avenida de Madrid, este domingo por la mañana

Vigo / La Voz

Fatjon , Romilda y Amarilto, los tres de origen albanés junto a otro compatriota, que no pudo ser detenido ni localizado, son sospechosos de integrar la llamada banda del Audi y dar una treintena de golpes por toda Galicia en el otoño del 2019. Una vez llegaron a hacer cinco asaltos a casas en un día y en otro lograron un botín próximo a los 80.000 euros en una vivienda de Nigrán. La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Vigo ha dictado un auto por el que finaliza la investigación y declara su procesamiento para juicio. Aunque les atribuyen más golpes a viviendas, esos casos no serán objeto del juicio. Ahora, la Fiscalía deberá pedir cárcel.

Los implicados actuaron desde mediados de octubre a diciembre de 2019 para robar joyas y dinero en casas habitadas de toda Galicia y, a veces, con sus moradores dentro. Se movían en coches de alta gama Audi A4 y Volkswagen Passat, con diversas matrículas falsas, razón por la que los apodaron la Banda del Audi. Su técnica era saltar los muros de cierre, escalar por las tuberías y entrar en las ventanas de los dormitorios en busca de joyas, dinero y cajas fuertes. En dos meses, dieron una treintena de golpes en Vigo y su área y en las comarcas próximas a la ciudad de A Coruña.

Su base la tenían en hospedajes rústicos con acceso a carreteras secundarias, uno en Cercedo-Cotobade, otro en San Xurxo de Sacos y un tercero en Visantoña. Se hacían pasar excursionistas o turistas. Uno decía ser italiano y los otros griegos.

El 23 de octubre del 2019, se apoderaron en Meira, en Moaña, de las placas de matrícula de un coche parado en una finca. Al ser sorprendidos por el dueño, huyeron en un Audi. Una hora después, entraron en una vivienda Vilaboa y se llevaron una hucha con 500 euros.

El 26 de octubre, entraron en una casa de Fornelos de Montes, donde estaba una vecina y su madre. Escalaron por el balcón, entraron por la ventana y robaron joyas de Tous, valoradas en 700 euros.

El día 28 de octubre, entraron en una casa en la carretera de Arcade, en Redondela. Forzaron la puerta de un balcón, a dos metros de altura, y se llevaron dos cazadoras de moto de cuero, accesorios, un cordón de oro de 1.750 euros y un reloj. El mismo día, dieron otro golpe en Pontesampaio-Pontevedra y se llevaron numerosas joyas, valoradas en 3.066 euros.

Al día siguiente, el 29 de octubre, fueron a una vivienda de O Porriño, donde estaban una vecina y su hijo, y sustrajeron varias joyas, valoradas en 2.460 euros, y 400 euros en billetes.

El 2 de noviembre, entraron en Coiro-Cangas, y subieron hasta una terraza de la primera planta por el canalón de la bajante de aguas, y rompieron el cristal de una puerta del dormitorio. Se llevaron joyas y un reloj valoradas en 7.831,10 euros.

El 5 de noviembre, entraron por la ventana en una casa de San Miguel de Sarandon-Vedra. Obtuvieron un botín de 1.900 euros en metálico y joyas tasadas en 8.000 euros. El mismo día, dieron otro golpe en Ames y se llevaron un anillo de oro y una cadena con dos medallas de oro valoradas en 4.000 euros.

Dos días después, se marcharon de la vivienda en San Xurxo de Sacos y abandonaron Galicia. Fatjon y Romilda se fueron en un Passat, mientras que Amarilto y un cómplice llamado Glendon lo hicieron en el Audi, con una matrícula robada a un BMW en Vilaza-Gondomar.

Volvieron a Galicia el 20 de noviembre y se alojaron en una casa de turismo rural de Visantoña-Santiso. Se hicieron pasar por turistas griegos. Estuvieron haciendo robos durante 20 días.

El 22 de noviembre fueron a Nigrán y se apoderaron de 3.100 euros, unos gemelos y un reloj de caballero de 19.000 euros, así como divisas extranjeras: 8.000 eslotis, 2.500 libras esterlinas, 4.500 dólares y 9.500 rublos.

Al día siguiente dieron otro golpe en Nigrán y se llevaron joyas de oro, valoradas en 1.957 euros. El mismo día actuaron en Camiño en A Ramallosa-Nigrán, y se apoderaron de varios relojes y joyas, una cazadora Paul&Shark, y zapatillas deportivas de las marca Nike y New Balance. Al ser detenido tiempo después Amarilto, este llevaba la cazadora puesta.

El 24 de noviembre, intentaron saquear otra casa en Cangas pero un sobrino del dueño vio a los ladrones, por lo que huyeron en el Audi, con una matrícula robada en un taller de Abegondo, en A Coruña.

El 26 de noviembre, fueron a la urbanización , en la Subida á Madroa, en Vigo, y se apoderaron de unas joyas de una cómoda del dormitorio principal.

Al día siguiente, el 27, actuaron en Sada, a las afueras de A Coruña, y se llevaron joyas, relojes , una prenda de ropa y una cazadora de la marca Torras. El valor es de 10.200 euros

El 28 de noviembre, fueron a una casa en Bergondo, y robaron 1.700 euros de una caja fuerte y joyas, una caja de metacrilato con cosméticos y colonia. El dueño calculó las pérdidas en 27.826 euros.

El 4 de diciembre entraron en una casa de Torneiros, en O Porriño, y se llevaron joyas valoradas en 3.689 euros. Luego, fueron a otro inmueble en la Carretera da Gándara, en Vigo, y cogieron 850 euros, una pulsera, un reloj y un taladro. El mismo día dieron un tercer golpe en una casa de Vigo y se llevaron joyas, un sobre conteniendo 2.200 euros y otro con 226 euros, y arrancaron una caja fuerte anclada a la pared. El mismo día dieron un cuarto golpe en carretera de Valadares, en Vigo, pero el dueño oyó ruidos y los pilló subidos al tejado del porche. Huyeron pero aún tuvieron tiempo de dar un quinto golpe en Torneiros, en O Porriño, donde llevaron joyas valoradas en 2.098 euros. Hubo un sexto robo la cocina de una casa del mismo lugar pero sin botín.

Al día siguiente, 5 de diciembre, accedieron a una vivienda en Mañufe-Gondomar y cogieron joyas valoradas en 7.300 euros. Ese mismo día, actuaron en Nigrán, donde lograron un botín de 41.435 euros en joyas y una caja fuerte con 40.000 euros.

El 6 de diciembre, se desplazaron a Viladesuso-Betanzos, y se llevaron de una casa 40 euros en metálico de una cartera, varias joyas y un reloj de oro, así como dos armas, un revolver y una pistola. Cortaron con una radial la caja de seguridad en la que se encontraban las armas. Se tasó el botín en 11.800 euros. El mismo día actuaron en A Picota-Abegondo, pero no sacaron ningún botín. Al poco, en Carral, entraron en una finca pero se activó la alarma y las cámaras de seguridad, por lo que escaparon.

El 10 de diciembre, la Guardia civil montó un dispositivo de vigilancia sobre los investigados, que por entonces ya sabían donde se alojaban y la jueza autorizó la colocación de un dispositivo de geolocalización en los vehículos que usaban. Amarilto y Glendon salieron de una vivienda de Visantoña en un Audi y cruzaron la provincia de Lugo. La Guardia Civil de Tráfico estableció un control en la A-6, ya en Zamora, pero se lo saltaron y circularon por numerosas pistas de hasta que lo dejaron abandonado en un bosque de Camarzana de Tera y siguieron a pie. Solo fue capturado Amarilto en Mombuey, en Zamora.

En la madrugada del 11 de diciembre, Fatjon y Romilda abandonaron sorpresivamente la vivienda de Visantoña en el Volkswagen Passat pero los pararon en la A-6, en Pedrafita do Cebreiro, los arrestaron.

El 12 de diciembre, registraron su alojamiento y los agentes hallaron prendas, parte del botín y un carné de identidad griego.

Los tres sospechosos están a la espera de que la Fiscalía pida una condena de cárcel para ir a juicio.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los 30 golpes de la banda del Audi en casas del área de Vigo y A Coruña