40 ancianas buscan residencia ante el inminente cierre de Las Angélicas

La Xunta advierte que no puede clausurar si no avisa con 3 meses, y no lo ha hecho


Vigo / la voz

La residencia de la institución religiosa Las Angélicas, una de las pocas del área de Vigo que todavía tiene personas infectadas con el coronavirus, se prepara para cerrar. El centro religioso ya ha informado a las familias de los residentes y a los propios usuarios de que el 1 de abril cesará en su actividad, según confirman fuentes que conocen estos planes. La dirección de la residencia Inmaculada Concepción, ubicada en la calle López Mora, ha trasladado a las familias que la Xunta le obliga a hacer unas obras y no tiene suficiente dinero para ellas. 

Esas obras consisten en adaptar el centro a personas con dependencia. La residencia de Las Angélicas puede albergar ancianos -en realidad, ancianas, porque solo admite mujeres-, pero no personas con dependencia. Para esto necesita adaptar su estructura. Es un problema que viene de hace varios años.

La Consellería de Política Social asegura, a través de una portavoz, que no ha recibido ninguna notificación oficial sobre un posible cese de actividad de la residencia. «Se a intención fose pechar, deberían solicitalo á consellería tres meses antes da data prevista», advierte la consellería. La dirección del centro rehusó hacer comentarios a las preguntas de La Voz.

Política Social sí confirma que el problema de la adaptación a las personas con dependencia no es nuevo, porque dice que los responsables de la residencia «trasladaron que están a buscar unha solución para a situación das dez persoas dependentes» que allí viven a pesar de que «esta residencia non é o servizo óptimo» para estas personas. La consellería aclara que de las 87 plazas que tiene el centro están cubiertas 38.

Pero la fecha del 1 de abril está negro sobre blanco en un correo electrónico enviado a las familias de las usuarias. La residencia ha buscado una alternativa, al menos a corto plazo, para las residentes. Se trata del centro Vitam Clece, un edificio de nueva construcción cuya obra ya ha concluido pero que todavía no se ha abierto. Es una residencia de 140 plazas, la primera que promueve en la ciudad el grupo Clece, un gigante empresarial de provisión de servicios.

La congregación religiosa ha pactado con ese grupo que los residentes mantengan los precios que pagan ahora durante este año. Después ya no. En Las Angélicas una plaza costaba entre 1.400 y 1.700 euros al mes. Pero una habitación en un centro para una persona dependiente puede duplicar esas cifras.

La residencia tiene en este momento una usuaria y cuatro trabajadoras contagiadas de covid-19. Otras cuatro usuarias y cuatro trabajadoras se curaron. También fallecieron cuatro residentes por esta enfermedad. Tras la vacunación, en las residencias del área de Vigo solo quedan once usuarios y seis trabajadores enfermos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

40 ancianas buscan residencia ante el inminente cierre de Las Angélicas