Los hospitales de Vigo prohíben acompañantes en las habitaciones y en consultas

Los ingresados tienen que dejarse la mascarilla puesta también para dormir


Vigo / la voz

El acelerón en el crecimiento de la epidemia después de las Navidades ha obligado a los hospitales a tomar más medidas o a ahondar en algunas que ya tenían en marcha. En este momento, los hospitales públicos de Vigo y también Nuestra Señora de Fátima han dejado de permitir las visitas a las personas hospitalizadas. Solo pueden tener un acompañante en las habitaciones de pediatría para que haya un adulto con el niño y, en general, en todo el hospital cuando el paciente es una persona dependiente. El Chuvi también permite que acceda un acompañante al área de obstetricia, para que el padre del recién nacido pueda estar con el bebé y con su madre. En cuanto a Povisa, de momento mantienen las visitas a los pacientes ingresados.

Pero las restricciones no solo afectan al área de hospitalización. El área sanitaria de Vigo acaba de dictar una normativa interna para que nadie acuda a consultas o a pruebas diagnósticas al Cunqueiro o al Meixoeiro con acompañante. De nuevo, solo pueden llevar otra persona los niños, las embarazadas y las personas dependientes.

En Povisa y en Fátima ponen la misma limitación. Pero introducen una salvedad incluso para esos casos: si alguien va con acompañante, entonces este tiene que quedarse fuera de la consulta. Esto no se aplica en el caso de los niños o de personas que tengan mermadas sus capacidades para comprender la información que le proporcione el médico o para interactuar con él. En Vithas Vigo (Fátima) un portavoz pone el siguiente ejemplo: «Si se trata de un paciente con problemas de movilidad que va con acompañante, este puede ayudarle a acceder a la consulta y sentarse, pero luego espera fuera».

En las áreas de urgencias ocurre lo mismo: la norma general es que no se puede ir con acompañante al hospital.

En el Chuvi han dictado incluso una norma para los pacientes que son operados: la información a la familia se da por teléfono y si la intervención no requiere ingreso, entonces se llama por teléfono al familiar para indicarle a qué hora puede ir a recogerlo.

Hay otra medida: los hospitales empiezan a pedir a los pacientes que se dejen la mascarilla puesta también mientras duermen. En el Cunqueiro, según una portavoz, ya se está haciendo. «Por la noche el riesgo sigue estando presente, sobre todo para el personal sanitario que tiene que entrar en la habitación», constata. Es habitual que una enfermera o una auxiliar tenga que acceder al cuarto por la noche para tomar la temperatura, dar medicación o hacer alguna prueba.

En Vithas Vigo confirman que se pide a los pacientes que tengan la mascarilla puesta en todo momento, lo que incluye la noche.

En cuanto a Povisa, un portavoz del hospital dice que no existe una norma como tal y que al personal se le está dotando de mascarillas FFP2, que en principio evitan los contagios. Pacientes que han estado hospitalizados confirman a La Voz que sí les han pedido que mantengan la mascarilla puesta toda la noche.

El momento de la noche es complicado, porque un paciente puede incluso emitir más bacilos del coronavirus mientras duerme -si lo hace con la boca abierta o ronca- que cuando está despierto y en silencio. Las crecientes evidencias sobre la transmisión por aerosoles -gotitas tan pequeñas que flotan en el aire- confirman que los espacios cerrados son lugares de posible transmisión.

Mientras, se mantienen los signos de pequeña remisión de la epidemia en el área sanitaria. Ayer se detectaron 135 contagios nuevos, la menor cifra en tres semanas, aunque el número de enfermos subió a 3.861 porque se dieron pocas altas. En los hospitales hay 172 personas en planta y en las ucis, 25. Fallecieron cuatro personas por el covid.

4 casos entre 4.000 test en el Ifevi, 49 de 1.600 en A Cañiza

La Dirección Xeral de Saúde Pública planea iniciar una estrategia de cribado en centros educativos. Ayer se hicieron pruebas en el Apóstol Santiago, con 500 personas citadas, entre profesores y alumnos de algunos cursos de secundaria.

El cribado del Ifevi continúa. El lunes se hicieron 4.112 pruebas y solo 4 dieron positivo. La participación fue del 61 %.

Fueron más productivos los de A Cañiza y O Rosal. En el primero participaron 1.587 personas (el 67 %) y se encontraron 49 casos. Al segundo acudieron 1.715 (el 69 %) y se confirmaron 21 casos.

En Ponteareas está previsto un cribado para 3.000 personas. El Concello lo considera «unha esmola» porque pide «un cribado masivo».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los hospitales de Vigo prohíben acompañantes en las habitaciones y en consultas