Los «personal shopper» llegan al mercado del Calvario

Sin costes, sin pedidos mínimos, el profesional compra por el cliente que no tiene tiempo para acudir a la plaza


vigo / la voz

No hay que ser ni rico ni famoso para tener un personal shopper. El profesional que se encarga de comprar por el cliente ya ha llegado a Vigo y lo ha hecho para quedarse. Se llama Guillermo Pérez y podría ser el guardaespaldas de la Hilton por su envergadura. Pero no trabaja para famosos sino para los clientes del mercado del Calvario, donde escoge con esmero los productos que le piden los consumidores a través de la plataforma Kibus. Lo hace con otro compañero y no les falta trabajo.

La pandemia ha cambiado los hábitos de compra y ha incrementado la adquisición de producto de todo tipo por Internet. La compra de comida está en alza. Pero lo que ha montado el mercado del Calvario es algo diferente, pionero en Vigo. «En otras plataformas tú pides la comida y te la traen a casa, pero hay pedidos mínimos y portes. Aquí recibes asesoramiento y no pagas ningún sobrecoste ni hay un mínimo», explica el gerente del mercado, Miguel Misa, que ejemplifica «si quieres que te traigan solamente cien gramos de jamón lo hacen y antes te aconsejan sobre los distintos tipos y marcas que puedes encontrar en la plaza», matiza.

No se pagan cuotas como otra plataformas de Internet donde el comerciante tiene que abonar una cantidad mensual para ofrecer su escaparate de forma virtual. Por ahora se han adscrito a la aplicación veinte puestos del mercado del Calvario. «Cada día recibimos una media de diez pedidos por ahora pero esto va a más», explica Guillermo Pérez desde la oficina que tiene la firma en la planta superior de la plaza de abastos.

Una de las grandes ventajas de esta forma de hacer la compra es que no se pierde el trato personal porque el cliente puede hacer observaciones y sugerencias. El reparto se efectúa el mismo día si el pedido se lleva a cabo antes de las 12 horas. Si es más tarde, la entrega es al día siguiente. En ese caso se corre el riesgo de que el precio del pescado haya sufrido alteraciones. «El de la carne es más estable», señala David Sanmartín, un carnicero titular de Carnicería Conchita, que forma parte de la directiva del mercado y señala que, con la nueva iniciativa, se consigue llegar a un público que antes no acudía a la plaza. «Estamos llegando a mucha gente joven, aunque la aplicación la utilizan personas de todas las edades y hemos tenidos casos de clientas de casi 80 años».

La plataforma Kibus.online/Vigo del Calvario sirve pedidos en toda la ciudad. Lo hace en cajas de cartón y bolsas de papel, con lo que se reduce el consumo de plásticos que solo se emplean en el caso de carnes y pescados que van envueltos en ellos en el puesto de venta. Pero no hay bandejas de poliespán ni otros residuos. La plataforma se financia con un porcentaje de los beneficios que tiene el vendedor. Al cliente le sale el kilo de carne o pescado al mismo precio que si acudiese personalmente a elegirlo. Otros lo hacen por él. «No se pierde el público presencial y se gana otro público, mayoritariamente joven, que no vendría a la plaza y que parecía un productos fresco de calidad y un trato personalizado». «Yo estoy muy contenta», señala la pescantina Natalia Rodríguez.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los «personal shopper» llegan al mercado del Calvario