Adiós al «molote intolerable»

Hoy empieza el derribo del paso elevado de Lepanto, una trampa para camiones


vigo / la voz

El paso elevado sobre la calle Alfonso XIII, que da acceso a la autopista desde la calle Lepanto, empieza hoy a ser historia. El último trozo vivo del scalextric tuvo el mismo éxito que el desaparecido mamotreto. Para este brazo que le quedaba a la calle de El Manco, el alcalde, que abusa de adjetivos como excepcional, encontró al fin una definición original para la Vigopedia: «molote intolerable», le llamó la semana pasada. Muchos estarán de acuerdo, porque derribar moles de cemento es una idea mucho mejor que eliminar árboles.

Bajo esos miles de kilos de peso se han quedado encajados tantos camiones, camionetas, autobuses, furgonetas y caravanas que es imposible recordarlas a todas, aunque los que lo vivieron al volante lo recuerdan, seguro, como la cara de su jefe al ver cómo en dos segundos un furgón muta en acordeón.

os vecinos de la zona, aburridos de ver la escena un día sí y otro también, ya solo podían decir: «Bah, ahí va otro». Y lo hacían casi sin inmutarse al oír el espantoso estrépito que deja el metal en movimiento contra el cemento sobre el forjado. Ni el timbre avisador que solo servía para molestar a los residentes ni el aviso luminoso advirtiendo de la medida del gálibo, sirvieron para nada.

Ahora se inicia una temporada dura para los vecinos, acosados por el estruendo y las incomodidades de tres enormes obras a la vez. No les ha dado tiempo a disfrutar del silencio al librarse de la obra de Gran Vía, mientras se han quedado sin la plaza de la Estación y siguen las de Vialia y la intermodal y Vía Norte solo tiene hábil un carril por lo que se adivina el caos en el centro.

El alcalde anunció ayer que el tráfico quedará cortado desde las 12.00 horas en Lepanto y Alfonso XIII hasta el 31 de enero, y el acceso a la AP-9 hasta octubre, para comenzar a derribar el paso elevado previo a la ejecución del túnel de entrada a la estación. Lo que queda garantizado, según fuentes municipales, es el paso a los garajes de edificios, de hoteles o al párking de la estación, que incluye parada de taxis en su interior. El Concello ha advertido que los vehículos que quieran acceder a la autopista lo hagan por las rutas alternativas para llegar Isaac Peral por el túnel de Beiramar o Travesía de Vigo y avenida Buenos Aires.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Adiós al «molote intolerable»