Camisetas que le dan bambú a la vida

La comunicación y la moda son las dos pasiones de la periodista viguesa Brenda Vázquez, pero hasta ahora no se había estrenado en el diseño. Lo hace fusionando ambos sectores con la marca Cicatrices que Hablan


vigo / la voz

Brenda Vázquez lleva 20 años metida hasta las trancas en el mundo de la comunicación. Reconoce que su primera vocación fue ser bailarina, pero lo tuvo que dejar por problemas físicos. «Como me encantaba el cine, a los 18 empecé la carrera de Comunicación Audiovisual en Madrid y si no estudié moda en ese momento fue porque la situación era muy distinta a la de ahora. Era todo privado, carísimo y fuera de España. Hoy puedes estudiar moda en escuelas en Vigo», argumenta.

«Me decanté por la televisión, pero la creación textil siempre ha estado ahí», admite. Vázquez, de 38 años, -que aunque nació en Madrid gateó en Galicia, adonde llegó de bebé, con 6 meses-, siempre ha estado cerca de ambos mundos, pero la cualidad absorbente del periodismo le impidió hasta ahora estrenarse con el diseño, pese a seguir formándose en ambos. Tras el doctorado, hizo el máster en Comunicación en moda de la revista Elle.

Ha tocado casi todos los palos (de la radio a las agencias de noticias), aunque desde hace casi una década trabaja en una productora gallega donde va cambiando su papel de redactora a guionista o reportera, dependiendo del plan del momento. Este año, literalmente de golpe, llegó su oportunidad. Durante los meses del confinamiento pudo desarrollar su primer proyecto relacionado con la moda. No se debió a la parálisis en la que la crisis del covid sumió a tanta gente. «En mi caso fue porque al volver de hacer un reportaje tuve un accidente de tráfico», recuerda. Estuvo tres meses curándose de las lesiones que sufrió y ese parón le sirvió para arrancar la idea. «Como mis dos grandes pasiones son la moda y la comunicación, de ahí nació una colección de camisetas con mensaje, para contar algo en cada una de ellas como hago en la tele, pero en este caso, en otro soporte», explica. De todos los mensajes que tenía escritos, eligió cinco e intentó englobar en ellos su experiencia vital.

Aquellas frases, según admite, nacieron de los cambios de ánimo que repetía como mantras y volcaba en sus estados de WhatsApp, por eso hay emoticonos al final de cada uno. Y Brenda añade que cada mensaje no acaba ahí. «De cada uno tengo uno tengo una historia que contar, pero lo hago en la web y a la persona que compra una camiseta, yo le envío una tarjeta en la que va escrita la mía, pero lo cierto que para cada una tendrá su propio significado», explica. Por ejemplo, Cicatrices que Hablan, que es el nombre de la colección, «hace por un lado referencia a las marcas que quedan en tu cuerpo por diferentes motivos, y por otro, a las señales sentimentales, las del alma, que a veces duelen incluso más».

Pero a la hora de arrancar con su primer proyecto profesional relacionado con el diseño textil, la periodista tenía otra preocupación. «Tenía muy claro que quería que fuera moda sostenible y hecha en Galicia. Y finalmente eso fue lo que más me costó conseguir, porque este proyecto lleva dos años en marcha y si no fructificó antes es porque no encontraba dónde fabricar aquí», asegura. Tardó, pero lo logró: diseño y fabricación local, y el tejido que usa en sus prendas es español. «Lo hicieron especialmente para mi en un taller de Barcelona con mucha tradición en fabricación textil que se está adaptando a los nuevos tiempos», revela. Si el algodón orgánico es en este momento uno de los mejores materiales para la moda sostenible, el bambú es otro recurso ecológico que está empezando a despuntar con plantaciones ya en España, y con las fibras naturales de dicha planta, está hecha su primera colección, que comenzó con cinco modelos en blanco y ahora ya ha crecido con otros en color negro, y con sudaderas, que crecerá en primavera con faldas, vestidos y lo que vendrá.

Un poco de historia.

Cicatrices. La primera colección está compuesta por cinco camisetas, cada una de ellas con un relato de superación detrás: «Cicatrices que hablan», «Me pintaré los labios de rojo siempre que quiera», «Mi cuento lo escribo yo», «Soy fuerte. Y tú también» y «Yo sí creo en mí». Brenda Vázquez controla toda la producción, desde la fabricación a mano en una fábrica en Vigo, hasta el packaging que ella misma hace a mano. De momento solo se venden en su tienda online, pero no descarta llevarlas a alguna tienda que siga su misma filosofía y apueste como ella, por la moda sostenible.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Camisetas que le dan bambú a la vida