Almuiña toma el timón del Puerto con el mandato de competir con Oporto

Luis Carlos Llera Llorente
luis carlos llera VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

Oscar Vázquez

Feijoo destaca el talante del sucesor de López Veiga, que promete diálogo

11 dic 2020 . Actualizado a las 23:05 h.

El nuevo presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Jesús Vázquez Almuiña, se comprometió este viernes a restablecer el diálogo con los operadores que mueven 12.000 millones de euros al año en tráfico de mercancías. En su toma de posesión, el exconselleiro de Sanidade también anunció que seguirá con el crecimiento azul, basado en el respeto al medio ambiente, y que trabajará para ganar líneas de atraque y atraer nuevos tráficos.

Almuiña juró su cargo en la Estación Marítima, en un acto al que asistieron más de un centenar de cargos públicos y empresarios, entre los que no se encontraba el alcalde de Vigo, Abel Caballero. Sí estaba el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, quien destacó que el nuevo responsable portuaria es «unha persoa querida y respetada» y al que, no obstante, enseguida le puso deberes: mantener el diálogo con los diferentes operadores y recuperar los tráficos. El principal reto de Almuiña será recuperar la competitividad frente «ao porto de Leixoes», al que se han desviado tráficos debido a la burocracia existente en el puerto vigués. El presidente gallego dijo que este tiene que ser «o trampolín para a economía» y subrayó la importancia de la terminal para «construir unha gran cidade».

El mandato de Feijoo incluye seguir apostando por mover cargas de la automoción y la metalurgia. El titular de la Xunta pidió al Gobierno central que ponga en marcha las infraestructuras ferroviarias que precisa el puerto, como la salida sur, y destacó que un convoy de tren es capaz de movilizar 60 contenedores y evitar por tanto el tráfico de otros tantos camiones.

Allí estaba para escucharlo la subdelegada del Gobierno, Maica Larriba, como representante del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, de quien depende la gestión del puerto de interés general del Estado. Larriba destacó que el Puerto de Vigo contempla 135 millones de euros de inversiones en cuatro años y que va a recibir 25 millones de euros este año «contribuíndo así a dar o impulso decisivo que precisa».

Lonja 4.0

Entre los proyectos pendientes que recoge Almuiña están la ampliación de la terminal de Bouzas, que permitirá aumentar la capacidad de atraque, la apuesta por la eficiencia energética de la lonja y su transformación en una lonja 4.0 que refuerce la comercialización del pescado.

El nuevo presidente señaló que, a pesar de la pandemia, el Puerto ha registrado «buenos resultados». En el pasado mes de octubre creció un 6 % (pero en el conjunto del año la caída ha sido del 2 %). Vázquez Almuiña agradeció la confianza depositada en él y lanzó un mensaje de continuidad respecto de la gestión de su antecesor, Enrique López Veiga, pero de mayor acercamiento a los 600 empresarios que utilizan los muelles de Vigo y que acogen con entusiasmo el relevo tras los enfrentamientos ocurridos en los últimos meses. El propio presidente saliente pidió perdón «si le he metido el dedo en el ojo a alguien» durante su gestión.

El exconselleiro se comprometió a aumentar los calados y tuvo un recuerdo para los armadores y los trabajadores del congelador que se fue a pique por un incendio. Entre otras metas, quiere convertir a Vigo en sede de la red de puertos azules, ya que la política medioambiental va a ser uno de sus ejes prioritarios. También trabajar por imponer la ventanilla única y agilizar la burocracia, uno de las grandes rémoras que tiene el organismo vigués.

En el acto no faltaron destacados miembros de las instituciones de la ciudad, como el delegado de la Zona Franca. David Regades expresó su voluntad de proseguir con la colaboración existente. En los pasillos de la Estación Marítima, el presidente de la Cooperativa de Armadores, Javier Touza, lanzó también un mensaje de diálogo al nuevo presidente del Puerto y manifestó que «ya le he dicho que antes de imponer una norma se consensúe con los afectados».

Por su parte el presidente de la Federación de Usuarios del Puerto de Vigo y secretario general de la patronal del metal, Enrique Mallón, uno de los más críticos en los últimos meses por con López Veiga por el conflicto de Vulcano y las concesiones portuarias, dijo que Almuiña «viene precedido por una imagen de diálogo» y le pide control en el plan de usos.