Hay ganas de Navidad

El alumbrado de Vigo anima las compras pese a la lluvia y las normas covid


vigo / la voz

El alcalde de Vigo dijo ayer que él ya ve «la luz al final del túnel» de la crisis sanitaria. Lo cierto es que los vigueses tienen ganas de Navidad en el año del covid pero sin aquella locura de los selfies y las luces led del 2019. A pesar de la lluvia, los bares casi cerrados y la entrada prohibida al árbol y la bola, la calle del Príncipe se atestó de clientes. Iban deprisa a comprar pero las familias con niños se paraban ante las luces.

La crisis sanitaria no chafó el primer fin de semana con el alumbrado navideño encendido. La afluencia estuvo a medio gas aunque el brillante escenario alegró las compras. Las tiendas estaban a medio aforo, con clientes empaquetando regalos para las fiestas, y muchos paseaban cargados con bolsas. Había atmósfera de consumo en pleno puente de pandemia. Aunque el tirón de las luces no atrajo multitudes sí animó el ambiente.

Todo influyó. Sin noria ni mercadillo la Alameda quedó tan desierta que hasta el Dinoseto añoró sus años de gloria. Ni un alma en el muñeco de nieve. La tarde lluviosa añadió tristeza y el público tampoco tenía donde resguardarse con los bares de la Porta do Sol y la plaza de la Constitución cerrados a las 17.00 horas. Además, el cierre perimetral frustró las visitas desde las comarcas. La gran atracción fue la rampa mecánica de la Gran Vía.

La idea de crear una supermanzana peatonal entre Príncipe y Policarpo Sanz parecía buena pero el árbol quedó desangelado en medio del asfalto y no generó la euforia de otras fiestas plantado en la Porta do Sol. La prohibición de entrar en el árbol y la bola navideños decepcionó a muchos pero, a medida que avanzaba la tarde, el poblado de Santa Claus se llenó de familias con niños llenos de ilusión aunque Papa Noel no recoja cartas este año. Las panxoliñas de megafonía hicieron olvidar el covid por un momento. Destacaron los voluntarios con chaleco amarillo vigilando que el público caminase en el sentido de las flechas.

Los jóvenes aprovecharon que la bola navideña estaba cerrada para charlar bajo sus luces led mientras bebían café take away.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Hay ganas de Navidad