El plan de seguridad para ver las luces de Vigo prevé hasta 7.400 personas en cuatro áreas del centro

28 cámaras contabilizarán por siluetas tras el encendido, a mediados de la próxima semana

Luces de Navidad en Vigo en el 2018
Luces de Navidad en Vigo en el 2018

Vigo / la voz

El espectáculo de las luces de Navidad sigue adelante en Vigo. La instalación de cámaras de vídeo, para monitorizar la asistencia de público a las principales áreas del centro, se hace realidad a medida que pasan los días y se acercan el día D y la hora H del encendido, previsto para mediados de la semana que viene. Sin más. Sí se sabe que se intentará aproximar a la reapertura de los bares, si es que realmente la pandemia permite que vuelvan a la actividad. También se sabe que el sistema a instalar en 60 calles de la ciudad, mediante 28 cámaras colocadas en posicionamientos escogidos previamente, será la forma más valiosa de controlar que se respetan las medidas de distancia social contra el covid. Aún así, el plan de seguridad diseñado prevé un aforo de 7.339 personas repartidas entre Policarpo Sanz (3.222), Príncipe (2.133), Princesa (1.208), plaza de la Constitución (461) y plaza de la Igrexa (315).

La otra medida estrella anunciada por el alcalde, Abel Caballero, pasa por la contratación de 23 profesionales para blindar el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social entre más de 7.000 asistentes. El anuncio de los 23 contratos fue a mediados de noviembre, está por ver si, dadas las estadísticas actuales de contagio en Vigo, se ampliarán. Lo que sí se sabe es que los trabajos para la instalación de las cámaras de monitorización será responsabilidad de la empresa de Vigo Preventecnia, con un contrato de 46.000 euros, según anunció también Caballero. Dichos dispositivos no graban a personas en ningún momento, ni captan caras. Sí contabilizan la asistencia por siluetas. La idea es que, cuando una zona se llene de gente hasta superar el aforo, las personas contratadas se dirijan a ese lugar para cerrarlo hasta recuperar la asistencia permitida.

El gobierno local anunció ayer que el encendido será a mediados de la semana que viene. Se deduce del escueto mensaje que no coincidirá en sábado o domingo. Lo que, dada la corta tradición del espectáculo lumínico en Navidad, ya se antoja una novedad considerable. Basta decir que hasta ahora se hacía coincidir con el fin de semana del Black friday para fomentar las ventas. Aquello provocó abarrotes sin precedentes en la ciudad y la situó en el mapa nacional. Pero la pandemia manda, y las medidas de seguridad sanitarias. Las actuales restricciones contra el covid tendrán vigencia en vigencia, en principio, hasta el viernes de la semana que viene, 4 de diciembre, por lo que aún está por ver cómo se ajustan esas fechas.

El despliegue de ciudadanos previsto sigue sin convencer en la Policía Local. Entienden que, por ejemplo, controlar una masa de 3.000 personas en Policarpo Sanz se antoja imposible. Algunos, irónicamente, confiesan: «Estamos deseando que nos lo expliquen para aprender, a ver cómo se garantiza que la gente no se arrima, por ejemplo». Un edil del PP, en la corporación, también lo denunció, pero sin demasiado éxito. En Marea de Vigo también lo tienen claro: «Plantear 7.000 personas en eventos públicos relacionados con la Navidad, con ingentes gastos de seguridad y medios humanos de control, es irresponsable, un gasto económico prescindible y propio de un alcalde que no entiende qué le pasa a los vigueses desde febrero».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El plan de seguridad para ver las luces de Vigo prevé hasta 7.400 personas en cuatro áreas del centro