Hasta siempre, Carlos

Carlos G. Príncipe OBITUARIO

VIGO CIUDAD

M. Moralejo

Carlos Príncipe ensalza la amistad que lo unía con Carlos Mantilla a pesar de proceder de posiciones diferentes

24 nov 2020 . Actualizado a las 16:47 h.

Durante muchos años nos hemos felicitado mutuamente nuestra onomástica y las Navidades, algunas veces hemos compartido momentos de ocio con nuestras respectivas familias, nuestras hijas más pequeñas se llaman igual y sobre todo durante un buen puñado de años hemos sido amigos a pesar de no pensar lo mismo, de tener diferente ideología, de militar en partidos políticos que competían entre sí y de enfrentarnos a la vida desde dos ópticas diferentes.

¿Entonces por qué te escribo yo este obituario? Si incluso hemos recurrido a los juzgados uno contra otro… Sin duda, la respuesta es que durante bastantes años hemos practicado la amistad, el trato respetuoso y tolerante con otra persona con la que convives mucho tiempo, basándose en la reciprocidad y la sinceridad.

Amistad, palabra que hoy es tabú en la vida política, pero que por aquellos años 80 en que nos conocimos, fue una práctica necesaria para hacer un Vigo mejor, a pesar de la reconversión industrial que sufrió nuestra ciudad y que yo defendí y tú criticaste con acidez.