Carlos Mantilla, un vigués conciliador

El PP de Vigo pierde un pilar y la ciudad despide a un gran referente


Hay personas que dejan huella a través de sus actos, sus contribuciones a la sociedad o incluso su forma de ser. Carlos Mantilla, sin pretenderlo, marcó la historia reciente de nuestra ciudad. Un hombre especial, un vigués empedernido que solo creía en la política útil, en la que aporta y mejora la vida de los ciudadanos. Por eso no extrañaba verle siempre rodeado de gente, de amigos o de vecinos con ese carácter constructivo y conciliador que lo definía a la perfección.

Se podría decir que Mantilla era polifacético. En su biografía acumula grandes responsabilidades políticas, pero también fue emprendedor, economista, jurista o profesor universitario entre otras muchas facetas. Y desde todas ellas hizo lo posible por defender su ciudad, con esa vocación política que mantuvo en sus 40 años de militancia en el PP de Vigo.

Nada de lo que hizo en política fue menor y estoy seguro de que estuvo siempre donde quería estar, pegado a la realidad de Vigo, a sus necesidades y a sus vecinos. Para muchos es un ejemplo a seguir por su talento y su talante, su empatía y su capacidad para dialogar. El PP de Vigo pierde un pilar y un amigo, y la ciudad despide a un gran referente.

Alfonso Marnotes, portavoz del Grupo Municipal Popular de Vigo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Carlos Mantilla, un vigués conciliador