Relevo al frente de los puertos de Vigo, A Coruña, Ferrol y Vilagarcía

La Xunta rescata al exconselleiro de Sanidade Vázquez Almuiña para dirigir la dársena viguesa

Jesús Vázquez Almuiña
Jesús Vázquez Almuiña

vigo, ferrol, vilagarcía / la voz

El presidente de la Xunta recupera a Jesús Vázquez Almuiña para la gestión de la Autoridad Portuaria de Vigo, organismo que ha perdido competitividad en los últimos años frente a otros puertos del Noroeste. Feijoo confía de nuevo en Almuiña, casi tras meses después de que abandonase la Consellería de Sanidade alegando problemas de «agotamiento» que le habrían llevado a pedir su relevo en pleno rebrote de la pandemia. El Consello de la Xunta tomará hoy la decisión de nombrarlo a propuesta de la conselleira do Mar, Rosa Quintana. La designación de Almuiña tiene que ser ratificada por la presidencia de Puertos del Estado, que normalmente no pone ninguna pega a las propuestas que se efectúan desde los ejecutivos autonómicos.

Desde la Xunta se valora la capacidad de gestión de Almuiña, que tiene 58 años de edad y es médico de profesión. Empezó como profesional sanitario en el hospital Povisa de Vigo en el 2001, luego pasó al hospital Meixoeiro, donde fue nombrado gerente en el 2001. Dos años después fue designado director del Sergas en la provincia de Pontevedra y un año más tarde accedió a la alcaldía de Baiona por el PP gracias a una moción de censura. Posteriormente, en el 2007, revalidó la alcaldía en las elecciones hasta que en el 2015, después de tres victorias en las municipales, arribó a la Consellería de Sanidade. En ella tuvo que trabajar duramente contra el covid. Ahora tendrá que batallar con otros frentes abiertos en el puerto de Vigo, como son la continuidad de la actividad naval en el astillero Vulcano, que está en el aire, o las concesiones portuarias que son objeto de discusión entre las empresas.

Almuíña sustituirá a Enrique López Veiga, que ha tenido recientemente enfrentamientos con la Federación de Usuarios del Puerto de Vigo, que engloba a 600 empresas y que pidió su relevo. El desgaste de López Veiga en el cargo había provocado en las últimas semanas fuertes rumores de que iba a ser sustituido. Para hacerse cargo del puesto sonaron los nombres de Juan Manuel Vieites, secretario de Anfaco, Jorge Cebreiros, presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP) e Irene Garrido, exsecretaria de Estado. Finalmente, la decisión ha recaído en Almuiña, que es una persona de un talante apaciguador, según fuentes de la Xunta, y que aúna una gran experiencia política y capacidad de gestión.

A la cadena de relevos que se han conocido en los últimos días -el del puerto de A Coruña fue el primero en conocerse-, seguirá el de Ferrol-San Cibrao, que preside desde el 2013 José Manuel Vilariño. Según ha trascendido, la persona mejor posicionada para el cargo es Indalecio Seijo Jordán, oficial de la Armada desde 1982 e ingeniero naval vinculado a la Universidade da Coruña. En el ámbito asociativo de la ciudad desempeñó la función de presidente del Casino Ferrolano y del Club de Tenis. Durante la etapa de Vilariño al frente de la entidad portuaria se avanzó en el acceso ferroviario al puerto exterior.

También se prepara el relevo en la Autoridad Portuaria de Vilagarcía. La presidenta, Sagrario Franco, se despidió ayer del equipo con el que ha compartido la gestión de la institución arousana durante los últimos nueve años, además de comunicar su marcha al resto de la comunidad portuaria. Franco, médico de profesión y persona de confianza de la conselleira do Mar, Rosa Quintana, sustituyó en julio del 2011 a Javier Puertas. Lo que no se ha confirmado es la identidad de quien tomará su relevo en el muelle de Pasajeros.

La paradoja de los puertos estatales: los dirige Madrid, pero con presidentes nombrados por las autonomías

pablo gonzález
Vista puerto zona San Diego Coruña
Vista puerto zona San Diego Coruña

La situación actual es consecuencia de las cesiones de Aznar a los nacionalistas

Los puertos españoles de interés general -todos aquellos que dependen directamente el Estado- tienen desde 1997 un curioso estatus administrativo, con una descentralización en la práctica que atribuye a las comunidades autónomas la capacidad de nombrar a los presidentes de las autoridades portuarias -y por tanto al resto de cargos relevantes- pese a que las dársenas dependen orgánicamente de Puertos del Estado, es decir, del Ministerio de Transportes que dirige José Luis Ábalos. Es desde Madrid desde donde se supervisa el equilibrio económico y las líneas globales de actuación de las dársenas de interés general, pese a que sus presidentes son nombrados por los jefes de los Ejecutivos autonómicos y estos cuentan con mayoría en el consejo de administración. Esto genera a menudo paradojas, como el uso de los puertos estatales como contrapoder por parte de las autonomías, sobre todo en ciudades en las que no gobiernan sus siglas, donde sirven de trampolín a futuros candidatos a la alcaldía. O la crítica que ejercen a menudo contra el propio ministerio cuando no se cumplen los compromisos en infraestructuras, como sucede en A Coruña y Vigo con los accesos ferroviarios.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Relevo al frente de los puertos de Vigo, A Coruña, Ferrol y Vilagarcía