La Policía Nacional busca en Vigo al autor del tiroteo en Lavadores

Él y sus dos acompañantes están identificados


Vigo / la voz

Se les ubica con nombres y apellidos y su reputación les precede en los bajos fondos de la ciudad. También en dependencias policiales. Se sabe que van armados, posiblemente con revólveres del calibre 22, y que se esconden sabiendo que la Policía Nacional los busca. Lo primero por, al menos uno de ellos, disparar en el brazo a un hombre de unos 30 años de edad. Ocurrió sobre las 22.40 horas del jueves en el barrio de Lavadores, entre las calles Portela y Santa Cristina, a pocos metros de un bar. El olor a pólvora revivió viejos fantasmas en la Comisaría coincidiendo con los seis años del asesinato de la agente Vanessa Lage.

Ocurrió en el 2014 y desde entonces todo lo relacionado con la circulación de armas ilegales en Vigo se antepone a casi cualquier servicio. En este caso, de entrada, todos los esfuerzos se centran en dar con el autor disparo, ya identificado, y sus dos acompañantes, un hombre y una mujer, a los que también se ubica con nombres y apellidos. También con foto dados sus antecedentes. Trapicheos de todo tipo, coches robados o piezas de coches robados son el sector delincuencial en el que mejor se mueven. Chanchullos de poca monta desde hace años para ir tirando, sin más.

El hilo del que tirar para llegar al autor del disparo nada tendría que ver con la versión aportada por el herido. Se lo explicó a los agentes de la policía científica de Homicidios que lo visitaron en el Álvaro Cunqueiro tras recibir asistencia médica de urgencia a su llegada. Su relato de los hechos pasa porque se juntó con un amigo para dirigirse a un bar, y que de camino dos hombres, a los que conoce, lo abordaron para atracarlo. Añade que no cedió, y que fruto de su negativa le dispararon. Pero algo no casa a ojos de la investigación. Principalmente por la información que manejan ellos y desconocen los implicados.

La tesis policial situaría el verdadero móvil de este intento de homicidio en un turbio asunto de venta de drogas. La información que se maneja sería bastante concreta, hasta el punto de cifrar en 12.000 euros el origen de este delito de sangre. Dicha cantidad se habría invertido en la compra de unos ocho kilos de hachís -resina hecha con polen de marihuana- para su posterior venta al menudeo en Vigo o para surtir a camellos de la ciudad. Pero la tesis policial incluye a otro actor de peso relevante, aunque no apretase el gatillo ni presenciase los hechos en directo.

También de unos 30 años de edad, y también con antecedentes por tráfico de drogas a pequeña escala, él sería la persona que dio cobijo al autor del disparo y a sus dos acompañantes tras huir de la escena de este delito de sangre. Se le ubica residiendo muy cerca, en alguna casa del camino Redomeira. Incluso se habría llamado, desde este inmueble, a una ambulancia para garantizar el auxilio de su propia víctima. Ese mismo hombre, a mayores, sería la persona que vendió los kilos de hachís y, a la vez, el encargado de idear el método para recuperarlos a cambio de 2.000 euros. Cantidad que habría pagado a los tres atracadores para robar la mercancía y devolvérsela al que fue su dueño hasta que decidió venderla. Está por aclararse qué papel exacto tendría en esto el hombre herido. Él, por ahora, lo reduce todo a un percance fortuito.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Policía Nacional busca en Vigo al autor del tiroteo en Lavadores