Otra sentencia condenatoria contra el Ayuntamiento de Vigo por obligar a trabajar en días libres a los bomberos

La Voz

VIGO CIUDAD

Oscar Vázquez

Primero se declaró, con fallo firme, que el decreto laboral impuesto es "esclavista" es ilegal; ahora, otra sentencia firme, tumba los servicios mínimos que el Gobierno local impuso a causa del decreto

20 oct 2020 . Actualizado a las 22:01 h.

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) viene de confirmar la sentencia dictada por el tribunal del Contencioso-Administrativo número 1 de Vigo, que declaraba ilegales los servicios mínimos impuestos por el Gobierno local de Vigo en la huelga indefinida que mantienen los bomberos de la ciudad desde hace un año para rechazar el decreto municipal que los obliga a hacer horas extra y a trabajar en días de descanso. Según denuncia el secretario comarcal de la CIG de Vigo, Alberto Gonçalves, este nuevo revés judicial vuelve a dejar a las claras que el Gobierno de Abel Caballero, en lugar de procurar una salida dialogada al conflicto laboral, insiste en la vulneración de derechos y en la adopción de medidas arbitrarias. «Estaba claro que con la fijación de unos servicios mínimos del 100% el único que se pretendía era sabotar una huelga legal, vulnerando un derecho fundamental».

Gonçalves recuerda que el decreto municipal que obliga los bomberos a hacer horas extra y a trabajar en días de descanso fue declarado ilegal, al igual que los servicios mínimos decretados en la huelga indefinida convocada precisamente para rechazar un decreto que los propios afectados califican como «escravista». «Y tenemos plena confianza de que los juzgados volverán a darle la razón a los bomberos en la demanda penitenciaria presentada por la CIG el pasado mes de agosto para que se depuren responsabilidades delante de tanto abuso», señala el máximo dirigente de la CIG-Vigo.

Desde la CIGl exigen «con absoluta firmeza» que el Gobierno local de Vigo «deje de jugar» y que con la seguridad del vecindario y que procure una fórmula negociada para garantizar la operatividad del servicio de bomberos sin que sea la costa del sobreesforzo de los trabajadores/las, con las conseguintes consecuencias sobre su salud laboral y sobre su capacidad de intervención.