Navidades sin cenas y Fin de Año sin baile

El incremento de casos y el aumento de la preocupación ante el avance de la pandemia retrae a clientes y también a los organizadores de eventos, que cancelan o prefieren esperar para tomar una decisión


vigo / la voz

La preocupante situación que genera el empeoramiento en el número de afectados por el covid-19 en las últimas dos semanas ha tenido ya sus primeras consecuencias en el turismo y la hostelería. La mediática campaña navideña de Vigo y sus millones de luces LED impulsada por el alcalde, con reservas de plazas hoteleras para estas fechas y también para el puente de diciembre, ha sufrido un frenazo nada más arrancar.

También las cenas navideñas de empresa, que en los últimos años ya empezaban a reservarse a principios de octubre, y en algunos casos, ya era tarde. Como asegura el presidente en funciones del Náutico, José Antonio Portela, «a día de hoy tendríamos todas las fechas cerradas». La entidad social viguesa es una de las que verá alterado su funcionamiento habitual, ya no solo en el alquiler de sus instalaciones para celebraciones ajenas, sino también para la propia. «Hemos pospuesto esa decisión para el 1 de diciembre. Según cómo esté la situación en esa fecha, así actuaremos. De todas formas, aunque sea favorable o mejor que ahora, será con controles, con la mitad de aforo, y sin cotillón ni baile. La fiesta de Fin de Año será, más bien, una cena agradable y tranquila».

En el Mercantil tampoco han anunciado todavía la posible celebración de este evento y hay organizaciones que ya las han descartado por completo. Es el caso de la Fundación Coral Casablanca. Su responsable, Nacho Amoedo, afirma que su reunión navideña para cerca de un centenar de personas «está anulada. Descartada por completo. El más mínimo riesgo no lo vamos a pasar, ya durante los ensayos estamos siendo tremendamente escrupulosos y una cena multitudinaria es algo que no se puede controlar».

Jaime Pereira, presidente de la Asociación de Hoteles de Vigo, Ahosvi, reconoce que aunque las previsiones para la campaña eran sensiblemente inferiores dadas las circunstancias, desde que Abel Caballero anunció que volvería a organizar unas Navidades Top, «aumentó sensiblemente el goteo de reservas y la cosa se iba animando poco a poco, no es que fuese un caudal imparable, pero iba bien, pero con todos los rebrotes que ha habido y el aumento de restricciones en todo el país, ha habido un frenazo en seco de reservas para estas fechas que nos ha dejado fríos», reconoce añadiendo que están «a la expectativa».

Pereira, que es además gerente del hotel Los Galeones, cuenta que ha recibido algunas llamadas de personas «que querían reservar cenas navideñas con baile para grandes grupos pero lamentablemente no podemos darles fecha porque en este momento la ley no lo permite hasta que se permita aumentar el número de comensales a más de diez. Reservar para mucha gente es un absurdo y un riesgo que no podemos asumir».

Lo que sí recuerda es que para animar a los clientes de los hoteles, sigue vigente la política que ya pusieron en marcha en el sector tras el confinamiento, dando «las máximas facilidades y garantizando la devolución hasta 24 horas antes, del importe en el supuesto de que se hiciese algún depósito».

Rubén Pérez, presidente de la asociación de hosteleros del entorno del Náutico, indica que en los locales de su área tampoco han registrado todavía reservas para reuniones navideñas. Respecto a la campaña de actividades que suelen organizar, pese a que al quedar solapadas por las que auspicia el propio Concello de Vigo, siguen pensando en realizar eventos propios, como la contratación de la pista de patinaje sobre hielo. «La vamos a volver a traer este año, y con novedades muy interesantes», advierte. César Ballesteros, además de representar al sector como responsable de la Federación de Hostelería es el director del Hotel Bahía, cuyo restaurante, que tiene capacidad para albergar a casi medio millar de comensales, es uno de los clásicos para fiestas navideñas. El empresario reconoce que no hay demanda, pero también afirma que no van a renunciar a organizar fiesta de Fin de Año. «Estamos buscando alternativas, sin baile, con menos espacio para mesas y más separación entre ellas, pero lo haremos», afirma. Lo que sí descarta por completo es un formato que cobró fuerza en los últimos años: las cenas de empresa con espacios compartidas entre varias, que se juntaban en la barra libre.

Vigo alcanza los 30 hospitalizados por coronavirus

Los contagios del nuevo coronavirus siguen subiendo en Vigo. El área sanitaria sumó 54 nuevos positivos en 24 horas, con datos actualizados a las seis de la tarde del miércoles, los últimos oficiales que ofreció el Servizo Galego de Saúde. Son 120 casos nuevos desde que comenzó la semana y, poco a poco, van generando más presión sobre los hospitales. Hay 30 personas ingresadas en los centros sanitarios de Vigo (23 en el Cunqueiro, cinco en Povisa y dos en Fátima). De ellas, nueve están en la uci (ocho en el Cunqueiro y una en Fátima) y el resto en las plantas de hospitalización convencional. Actualmente hay 534 personas en fase activa de la infección por coronavirus.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Navidades sin cenas y Fin de Año sin baile