La estrella que surgió de la calle: Adrian Timms

El músico inglés empezó tocando en barrios de Vigo, donde ganó numerosos fans que le siguen en conciertos en vivo y en redes sociales. Tras cinco años, publicará su primer disco con ayuda de una campaña de preventa


vigo / la voz

Adrian Timms (Swindon, Inglaterra, 1992) ya lleva cinco años ejerciendo de vigués y todo indica que será en esta ciudad, a la que llegó porque en ella reside su pareja, la que arrope, al fin, su debut discográfico. Porque el inglés ha seguido un camino inverso y ha cosechado una legión de seguidores que le han visto tocando en la vía pública o han llegado a él a través de las redes sociales.

El músico habla perfecto castellano, con un ligero deje andaluz, ya que fue en esta comunidad donde aprendió el idioma de niño. Cuenta que llegó a España con su madre a los 10 años, cuando sus padres se separaron. A los 18 se fue a Madrid a estudiar una ingeniería, que dejó para formarse en producción audiovisual, que fue cuando conoció a su novia. «Al acabar me vine a Vigo a estudiar técnico de sonido. En principio iban a ser tres meses, pero aquí sigo. Nunca había estado 5 años en un mismo sitio», comenta.

A pesar de todo, desde que a los 16 años empezó a tocar la guitarra, Timms siempre supo que lo que de verdad quería era dedicarse a la música. «Pero había que ganarse la vida y tiré por lo que pensé que me permitiría hacer lo que quería más adelante. Por eso desde que terminé los estudios y los trabajos en los que estaba, me dije: ‘hasta aquí. Voy a intentarlo ahora’», afirma.

Su primer concierto en Vigo, mientras aún daba clases de inglés, fue en La Casa de Arriba y luego en algún otro bar. Después se lanzó a tocar en la calle. Pero como reconoce, no tenía un buen equipo y no lo volvió a intentar hasta conseguir uno que sonara mejor. Ahí sí pudo ver enseguida la reacción de la gente. Así, su primera gira, un circuito cerrado entre Príncipe, O Calvario y los domingos de mercadillo en Bouzas (algo que sigue haciendo, al menos en verano) ha sido su primera forma de sumar fans, que son muchos y muy fieles, antes de publicar su primer disco, que está a punto de salir.

El álbum Part Won (un juego de palabras fonético entre parte uno y parte ganada) ha sido cocinado a fuego lento durante cuatro años y tendrá formato físico además de digital. «En esto he sido pesado, pero era algo que quería hacer. Lo he ido produciendo con mis propios medios junto a un amigo. Las canciones ya están listas. Ahora estoy diseñando la carátula y preparando el primer videoclip. En tres semanas, como mucho, empiezo a lanzarlo todo desde mi web», anuncia. Adrian Timms va a hacer su propio crowdfunding, una campaña de preventa para adquirir por adelantado su disco y el merchandising, para financiar parte de los gastos, hacer algo de promoción y en enero poder hacer la presentación, aunque debido al covid, no sabe si será posible ni cómo. Por ahora, tiene claro que hasta Navidad difundirá a los dos primeros singles. «Quien compre la copia física se lo podrá descargar ya y en diciembre lo tendrá, además, en sus manos. Los que más me siguen lo van a tener primero», explica. Para la grabación juntó una banda de la que forman parte músicos gallegos y algún británico. «Es todo muy orgánico, tocado en directo, con violín, contrabajo, mandolina, bouzuki, mezclando folk, incluso gallego, con el rollo británico r&b y pop rock.

Alerta roja por los locales

Como a los músicos y a los colectivos que los arropan, desde hostelería a teatros o productoras, la pandemia está afectando duramente a su trabajo. Por ello, el artista se ha unido a la campaña Alerta Roja, que denuncia la situación del sector de la cultura y los espectáculos en vivo.

Él acudió a la primera manifestación convocada en septiembre, que se frustró. «Un colega productor me dijo que preparaban en Madrid un vídeo en streaming sobre el problema y me contactó para participar en la movilización a nivel mundial que se hizo el 30 de septiembre». Timms se sumó con un acústico delante de algunos de los bares (en varios ha tocado) que sufren en este momento esa situación en Vigo, como El Contrabajo, Sinatra o The Village. «Además la canción Dead lines, que es el primer single, trata de la cohesión humana y de que si no nos unimos, estamos perdidos», justifica explicando que es un vídeo en directo, «pero habrá videoclip». Timms, de formación autodidacta, que compone, canta y toca guitarra y piano, espera poder salir a defender su música en directo junto a la banda con la que grabó: Isaac Millán: (guitarra, buzuki, mandolina), Harry Price (violín), Juyma Estévez (contrabajo) y Roi Adrio (batería).

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La estrella que surgió de la calle: Adrian Timms