El cartel de twerk que ha indignado al Ayuntamiento de Vigo, la Diputación y la Xunta de Galicia

Las presiones políticas obligan a una asociación vecinal a suspender unas clases de baile y a retirar el póster promocional por «machista»


vigo / la voz

«El cartel duró media hora en el Facebook de la Asociación Veciñal Novo Vigo», relata Ana Martínez, presidenta del colectivo. El pasado martes anunciaban clases de twerk con un póster. promocional de esta disciplina de baile. La imagen de fondo pertenecía al «book» de fotografías de Ester Ogando, la profesora que impartía la actividad en esta parroquia viguesa. Mostraba a la mujer en posición agachada y de espaldas, con las manos sobre las rodillas, que están abiertas, como si se fuese a sentar en una silla. «La posición básica de twerk», sintetiza la presidenta. Su atuendo era el propio de las practicantes de esta danza moderna y estaba caracterizado por unas medias de rejilla de agujeros grande.

Treinta minutos más tarde, la asociación de vecinos de Navia ya había recibido las quejas de la Concejalía de Igualdade del Concello de Vigo, de la Delegación Territorial de la Xunta de Galicia y del Servizo de Igualdade de la Diputación de Pontevedra. «Nos solicitaban una rectificación y la retirada del cartel por ser machista y sexista, y por cosificar el cuerpo de la mujer. Además, nos mencionaban que no era correcto para una asociación vecinal», cuenta Ana Martínez. La asociación, que recibe subveciones de las administraciones, acató y pidió disculpas, a través de un correo interno, por las ofensas que hubiese podido generar entre «algúns sectores da sociedade actual». «Nuestra intención no era esa. Consideramos que el twerk es una disciplina que empodera a la mujer y a la seguridad con sus cuerpos», defiende la presidenta vecinal.

En el caso de la Administración local, decidió comunicar a la organización de Navia la suspensión de la actividad. «Tenemos una reunión pendiente con Participación Ciudadana para abordar esta cuestión», alega Martínez. «Este organismo nos comunicó que el cartel podría ser constitutivo de delito», destaca. El cartel contenía los logotipos del ayuntamiento, ya que se trataba de una actividad desarrollada con fondos municipales.

La polémica en redes sociales se agravó a raíz de una publicación en Twitter y en Facebook de la presidenta de la Diputación de Pontevedra y teniente alcalde del Ayuntamiento de Vigo, Carmela Silva. «Hoxe vin un cartel machista dunha asociación de veciños que anuncia clases de twerk. É inadmisible que haxa alguén que promova estas accións sexistas e que cosifican ás rapazas, ás mulleres», expresaba la política en redes. 

Enseguida se generó un intenso debate con las diferentes interpretaciones del cartel promocional. «Nos sorprendió gratamente la acogida y el apoyo entre la gente joven», agradece la responsable de la Asociación Veciñal Novo Vigo. Al día siguiente, la presidenta de la Diputación pontevedresa volvió a pronunciarse públicamente anunciando que seguiría «denunciando los carteles sexistas que cosifican a las mujeres».

El twerk, también conocido como twerking, una forma de baile provocativo que nació a finales de los noventa en Puerto Rico, genera debates sociales encendidos al cosechar tanto seguidores como detractores. Se ha popularizado a nivel mundial gracias a actuaciones de estrellas como Beyoncé, Rihanna o Miley Cyrus

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El cartel de twerk que ha indignado al Ayuntamiento de Vigo, la Diputación y la Xunta de Galicia