Un profesor de danza de Vigo afronta cárcel por abusar de una alumna de 15 años

El implicado era el director del club y la invitaba a clases especiales en su casa donde le pedía que se quitase el sujetador


Vigo

Un profesor se enfrenta a cinco años de cárcel por, supuestamente, abusar sexualmente de una alumna de danza de 15 años a la que pedía que se quitase el sujetador para darle masajes o ayudarle a confeccionar facturas. La Fiscalía pide que sea inhabilitado del cargo de profesor durante ocho años, que se aleje de la víctima durante el mismo tiempo y que indemnice con 6.000 euros a la adolescente por los daños morales que le causó.

El juicio se celebrará en la sección quinta de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, del 28 al 30 de septiembre. 

Los supuestos abusos transcurrieron en octubre y noviembre del 2018 en Vigo y su área. El acusado dirigía un pequeño club al que acudía la alumna de 15 años, que era cliente desde que tenía 10.

El acusado era el director, el profesor y la persona que decidía quiénes integraban los equipos y acudían a los distintos campeonatos. Entrenaban un mínimo de 4 días por semana y la relación con los alumnos y sus familias trascendía de lo meramente deportivo.

En esa condición de profesor, y aduciendo la necesidad de que la adolescente mejorase su «expresividad» la convocó a unas clases especiales a desarrollar en su domicilio situado en Vigo

Les advirtió que las clases serían por parejas y que no debían contarle nada a sus compañeros o a su familia de lo que ocurriera en ellas o serían excluidos.

Las clases comenzaron el último lunes de octubre y acudieron a víctima y otra joven mayor de edad. Consistieron en el visionado de vídeos de baile y la transmisión facial de emociones. Las alumnas reflejaban con las expresiones faciales las emociones que proponía el entrenador, que grababa el resultado y se lo enseñaba.

El 5 de noviembre de 2018 por la tarde acudió sólo la víctima a la clase (porque su compañera tenía una cita médica) y en esta ocasión el acusado el pidió que se tumbase y relajase. Le dio un masaje con el puño cerrado por la zona del pubis. Después le propuso el mismo ejercicio de expresión facial que el día anterior.

Una semana después, por la tarde, acudió de nuevo la víctima sola porque su compañera estaba en un campeonato. El acusado comenzó la clase con preguntas a la menor sobre su vida sexual. 

Alegando que le daba vergüenza le pidió que se quitara el sujetador y que se tumbara en el suelo, comenzando, en sucesivos ejercicios, a tocarle el cuerpo por encima y por debajo de la ropa, a pesar de haberle dicho la menor que sí estaba nerviosa e incómoda. La clase concluyó tras pedirle el acusado que le ayudase a elaborar unas facturas, diciéndole expresamente que siguiese sin sujetador.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Un profesor de danza de Vigo afronta cárcel por abusar de una alumna de 15 años