Una pareja de Vigo obliga a su inquilina a ejercer la prostitución y ofrecer droga a los clientes para pagarse el alquiler

La víctima llegó del extranjero en enero y, tras el confinamiento, sus caseros, que regentaban una casa de citas, le ofrecieron prostituirse bajo duras condiciones. Prisión para los implicados.


Vigo

El Juzgado de Instrucción número 6 de Vigo ha ordenado el ingreso en prisión de los regentes de una casa de citas que, presuntamente, explotaron sexualmente a una venezolana que había viajado a España con su familia y necesitaba una vivienda donde vivir. Se habrían aprovechado de su vulnerabilidad y estado de necesidad para obligarla a ejercer la prostitución bajo la amenaza de quedarse en la calle. 

La Policía Nacional de Vigo ha detenido a un colombiano de 31 años y una compatriota de 37, ambos vecinos de Vigo, por aprovecharse de la necesidad y vulnerabilidad de una inquilina extranjera que no podía pagar el alquiler para obligarla a ejercer la prostitución en duras condiciones. La forastera, de Venezuela, tenía necesidad para mantener a su familia aceptó a primeros de año prostituirse en casa de la pareja colombiana. Pasado el confinamiento, quiso dulcificar sus condiciones para ejercer el oficio pero, por contra, se las endurecieron bajo la amenaza de que si no cumplía, ella y su familia se quedarían en la calle, ya que residían en otra vivienda que es propiedad de esta misma pareja.

Además, la incitaban a drogarse y a que vendiese papelinas a sus clientes para alargar así el tiempo de los servicios y cobrar más. La comisaría atribuye a la pareja sendos delitos relativos a la prostitución, tráfico de drogas e infracción a la Ley de Extranjería. 

Los implicados regentaban un piso de citas. El hombre, que tenía antecedentes, era el encargado de publicitar a las mujeres en diversas paginas de contactos así como a trasladarlas para los servicios, mientras su pareja realizaba la gestión y cobro con los clientes.

La víctima era de nacionalidad venezolana y había traído a su familia a España. Si no aceptaba prostituirse, los echaban a todos a la calle. Había llegado a España a principios de año por la actual situación socio-política de su país. Tras alquilar una vivienda a través de una página web, se vio atrapada por el confinamiento por el estado de alarma. En la desescalada, los propietarios se aprovecharon de su estado de necesidad y la condicionaron para que ejerciese la prostitución en otro piso de su propiedad. La inquilina tenía que tener disponibilidad las 24 horas, entregar la mitad de sus ingresos por servicio a esta pareja, y la incitaban a consumir drogas y a ofrecerlas a los clientes. 

Una vez pasado el confinamiento la víctima intentó negociar unas condiciones mínimas para ejercer esa actividad, pero los implicados lejos de adaptarse le endurecieron las medidas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Una pareja de Vigo obliga a su inquilina a ejercer la prostitución y ofrecer droga a los clientes para pagarse el alquiler