El brote bueno está en Vigo

El nenúfar gigante de la Fundación Sales, único jardín botánico de la ciudad, muestra su excepcional flor


vigo / la voz

Cada verano, desde hace ocho, ocurre algo excepcional en Vigo. Dicho vulgarmente podría explicarse como «la eclosión de un capullo», y aunque de eso hay mucho, lo que hay que explicar es que como este brote, que en Galicia solo se da en este ciudad, no hay otro. Se trata de la flor de un nenúfar gigante Victoria Cruziana, un ejemplar insólito en el mundo, que llegó a la ciudad gracias a la colaboración con el Jardín Botánico de Kew Gardens, en Londres, y se convierte en un espectáculo en cuanto deja atrás su envoltorio.

El milagro tiene lugar en el único jardín botánico que hay en Vigo, la Fundación Sales, entidad privada ubicada en la avenida de Europa, 59, entre Samil y Coia. Su gerente, Elizabeth Taylor, no tiene los ojos color violeta como su tocaya la actriz aunque en ellos se reflejan las flores de medio planeta, y cuenta cómo el covid les ha modificado la vida.

Aún así, la naturaleza sigue su curso y hay cosas que no cambian. Por ejemplo, un brote bueno en medio de tantos que no apetece contemplar; el del nenúfar gigante. «En este momento echa flor nueva cada dos o tres días y ya va por la quinta. En junio no porque no hizo calor, pero a partir de julio no ha parado», especifica añadiendo que como aflora por la noche, el público lo ve ya en su segunda fase.

Un milagro es en sí mismo este vergel que se financia sobre todo gracias a actividades que organizan y al apoyo de socios colaboradores, la aportación de su único patrocinador actual, Ibercisa, además de donaciones de tesoros como el último que les ha llegado y que según explica Taylor, son 400 plantas, a cual más rara, del botánico gallego Xesús Alonso, que han plantado y ya han identificando 300 con sus nombres y placas, esperando el regreso de las visitas escolares en otoño.

La pandemia ha dejado al jardín con sus ramificaciones tocadas. «Estamos luchando por sobrevivir como tanta gente, pero tenemos mucho apoyo», agradece. Ahora trabajan con ellos dos voluntarios y están abiertos a que se sumen más.

Aunque las actividades han reducido el aforo a la mitad, mantienen el campamento infantil con menos niños que nunca y pese a que muchos eventos y bodas que tenían programados fueron cancelados, siguen haciendo cosas, como los Conciertos Secretos que organiza el productor Javier Abreu, «promocionando a jóvenes talentos gallegos», o el cine mudo con música en directo que tuvo lugar ayer mismo con el trío Caspervek, con medidas de seguridad como la distancia entre dos metros entre asientos o la necesidad de abandonar el espacio una vez acaba la actuación. Ahora abren solo por las tardes, de 17.00 a 21.00 horas de martes a sábados, e insiste en que están siendo estrictos con las normas. «El público recibe al entrar un mapa desinfectado y gel, tienen que llevar mascarilla y está prohibido fumar, pero la gente es bastante consciente de lo que hay que hacer», admite mostrando preocupación por el nuevo carril bici, que limita con el jardín y puede afectar a alguna especie singular.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El brote bueno está en Vigo