La histórica estación de tranvía de Canido se expone a la piqueta

El borrador del nuevo Plan Xeral de Vigo califica la parcela como suelo urbano consolidado, lo que permite la edificación


vigo / l a voz

La escasa ilusión que les quedaba a los vecinos de San Miguel de Oia por mantener en pie la estación de tranvía de Canido se ha venido abajo con la calificación que le otorga el borrador del nuevo Plan Xeral de urbanismo. En realidad ya venían sospechando algo al ver cómo se ha ido dejando caer el inmueble en el más absoluto abandono. No solo eso, sino que hasta las medidas de protección se han olvidado.

«Las vallas están tiradas en el suelo, pueden entrar niños y caerles algo encima. Es un peligro. Hasta los propios vecinos han tenido que podar los árboles porque nadie se hacía cargo. Es vergonzoso que en una ciudad como Vigo lleguemos a esto; si eso fuera de un particular le exigirían que cumpliese las normas higiénico sanitarias», comenta el presidente de la asociación de vecinos, Ángel Goberna. Asegura que ya hace tiempo se puso la situación en conocimiento del Concello, tanto de miembros del gobierno como de la oposición, para que actuasen, pero no se ha hecho nada al respecto. Esto, a su juicio, indica que no hay voluntad. Cree que el Concello se lava las manos, mientras que la sociedad que se ha hecho con la parcela les dice, lógicamente, que si les paga lo que vale se pueden quedar con ella.

De seguir adelante lo contemplado en el borrador, los vecinos presentarán alegaciones y no descartan tener que llegar a movilizarse para que se les tome en serio. No obstante, esperan tratar el tema en la reunión que mantendrán en septiembre con el gerente municipal de Urbanismo.

Para la entidad vecinal, no es de recibo que se deje perder uno de los símbolos del antiguo tranvía que unía Vigo y Baiona, máxime cuando los otros tres permanecen en pie. Una de las estaciones está situada en Coruxo y acoge el centro cívico que presta servicios a la parroquia. En Nigrán se encuentran las de Panxón y A Ramallosa, que funcionan como centros de información dedicado a la mujer y a los mayores, respectivamente.

La estación de Canido ha pasado por diferentes procesos, tanto como el estado de ánimo de los vecinos. En el plan de urbanismo de 1993 se había declarado zona no edificable, lo que había tranquilizado a la población. La calificación cambió con el siguiente plan, aprobado en el 2008 , cuando pasó a ser zona edificable y, por tanto, el inmueble quedaba expuesto a la piqueta.

 Cambio

De nuevo, la situación volvió a cambiar tras la anulación de este ultimo plan y dar paso al anterior. Hacía concebir esperanzas de una posible expropiación a la sociedad privada que se hizo con el solar tras fallar las negociaciones con el Concello para que se quedara con la estación. Pero el único proceso que siguió adelante fue el del deterioro del inmueble, al fallar también el otro frente que tenía abierto la asociación de vecinos.

Hace tres años solicitó la declaración de bien de interés cultural a la Dirección Xeral de Patrimonio, no solo de la estación de Canido, sino también de las otras tres existentes. De momento no ha obtenido respuesta, pese al tiempo transcurrido.

La actitud de la Xunta en esta ocasión contrasta con la del 2010, cuando la estación de Canido se libró milagrosamente del derribo para la construcción de chalés. Entonces, Patrimonio paralizó la operación al notificar a San Miguel de Oia que el inmueble figuraba en el inventario del Patrimonio Histórico de Galicia, por lo que tenía protección. Cualquier intervención tendría que contar con su autorización, además de la correspondiente del Concello de Vigo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La histórica estación de tranvía de Canido se expone a la piqueta