El juez impide al Concello hacer nuevos proyectos sin tener PXOM

Quería activar la ley Vigo para el pabellón de Matamá y las pistas de Balaídos


vigo / la voz

Ni el arreglo de las pistas de Balaídos ni la construcción del polideportivo de Matamá pueden estar amparadas en la de excepcionalidad para Vigo que aprobó el Parlamento de Galicia tras la anulación del PXOM. La sala de lo contencioso del TSXG acaba de dar la razón a la Xunta para no activar la Ley 3/2016, más conocida como Ley Vigo, para sacar adelante estos proyectos que la administración municipal considera prioritarios.

El fallo condena al gobierno de Abel Caballero a esperar a que su planeamiento le permita hacer realidad estos proyectos. Pero va más allá. Haciendo suyos los argumentos de un informe del Consello Consultivo de Galicia, señala que la administración local no está legitimada para instar el inicio de procedimientos conforme a la Ley Vigo. «La Ley Vigo está pensada para proyectos elaborados por administraciones distintas a la municipal, distintas a aquella que tiene la potestad de iniciar el procedimiento de modificación del planeamiento para adaptarlo a proyectos de interés público», señala el fallo.

El Concello recurrió al contencioso al no convencer a la Xunta para que tramitase mediante la Ley Vigo la reforma de las pistas de Balaídos y el polideportivo de la calle Cominges de Matamá. Sería el camino más corto para hacer realidad estos proyectos.

Respecto al primero de ellos, ni siquiera ha sido estimado el recurso. La razón es que el gobierno de Abel Caballero no solicitó la aplicación de la Ley Vigo para este proyecto. Fue la Secretaría Xeral para o Deporte la que contempló inicialmente la posibilidad de tramitar el procedimiento previsto en la Ley 3/2016, sin que el Concello formulara ninguna petición ni mostrara interés hasta que interpuso el recurso contencioso administrativo.

La Secretaría Xeral para O Deporte, después de recabar un informe sobre esta cuestión, decidió no solicitar el inicio del procedimiento y así se lo comunicó al Concello.

Falta de urgencia

Respecto al polideportivo de Matamá, la falta de legitimación del Concello para impulsar proyectos de acuerdo con la Ley Vigo sería suficiente para desestimar el recurso. El fallo concuerda con el Consello Consultivo de Galicia, «los concellos quedan excluidos de la legitimación activa para promover proyectos públicos de urgencia o excepcional interés disconformes con los instrumentos de planeamiento».

Sin embargo, la sentencia entra en el fondo del asunto para cuestionar la urgencia de construir un pabellón en Matamá. «No estamos ante una actuación de naturaleza urgente. Debería acreditarse que es un proyecto que no puede ser paralizado en el tiempo hasta la aprobación de un nuevo plan», expresa la sentencia.

El parlamento gallego aprobó la Ley Vigo tras quedar anulado el Plan Xeral para poder hacer realidad los proyectos prioritarios para la ciudad. En virtud de esta ley, pudo dar vía libre a las obras de la futura estación del AVE. También servirá para llevar a cabo las obras de ampliación del Ifevi para que Conxemar siga creciendo.

El alcalde, Abel Caballero, quiso emplearla para otras iniciativas, como los accesos al colegio Párroco Don Camilo. Como la Xunta no lo autorizó, el alcalde anunció hace meses la presentación de un contencioso. Sin embargo, tras la sentencia del TSXG, cambió de idea y anunció que se tramitará mediante un plan especial de infraestructuras.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El juez impide al Concello hacer nuevos proyectos sin tener PXOM