Diego Martínez: «La matrícula de honor se queda corta para este año»

El técnico vigués del GranadDestaca el carácter camaleónico del Granada como clave del éxito


Diego Martínez Penas (Vigo, 1980) ha sido uno de los grandes triunfadores de la temporada. El entrenador del Granada, el más joven de Primera División, consiguió clasificar para Europa y llevar a una semifinal de Copa del Rey al conjunto nazarí con uno de los presupuestos más austeros. Es uno de los entrenadores de moda en LaLiga.

-Clasificación europea, semifinales de Copa y récord de puntuación del Granada, ¿se puede pedir más?

-La verdad es que no, esto supera todas las expectativas y provoca una felicidad inmensa por todo el compromiso y las ganas de competir de este equipo. Creo que la matrícula de honor se queda corta para este año.

-¿Mejor de lo soñado?

-Estos dos años con ascenso y clasificación europea y la semifinal de Copa del Rey creo que ni soñando muy en grande. Creo que ni el aficionado nazarí que más soñase en grande alcanzaría a llegar a lo que ha conseguido el equipo. En este caso la realidad, trabajada a pulso por este grupo de jugadores, supera a la ficción.

-¿Cuál es la letra pequeña del secreto del éxito?

-Para conseguir algo así se tienen que dar muchos factores pero que lo principal es tener a unos jugadores que creen en lo que hacen y en una manera de competir, entrenar y convivir. Esa creencia hace que el equipo alcance una fortaleza mental que le impulsa en los momentos de mayor dificultad.

-¿Por qué sus equipos son tan complicados para los rivales?

-Mi misión como entrenador es sacarle el máximo rendimiento a las virtudes y fortalezas de los jugadores que tengo y, sobre todo, ser un equipo que sepa competir en cada partido en diferentes facetas. Lo que gusta es que mis equipos, aunque no tengan un 10 en ninguna faceta, sean competitivos y tengan equilibrio en todos los aspectos.

-¿Cómo se fabrica un equipo competitivo?

-Este Granada ha conseguido estos dos años ser un equipo muy camaleónico, le hemos dado importancia a los detalles y a todas las facetas del juego, y como equipo hemos sido capaces de tener un idioma común y creer en él. Para mí lo más difícil es formar un equipo con mayúsculas.

-¿Se considera un técnico autodidacta?

-No me gustan las etiquetas. Somos muy proclives al blanco o el negro, y en la vida hay muchos colores y matices, y yo me considero un técnico que intenta aprender de muchos entrenadores, pero no solo de fútbol, sino de baloncesto, balonmano, voleibol... incluso de otras profesiones de otros ámbitos. Intento incorporar aquello que me gusta y que vaya acorde con mi personalidad, porque una cualidad que valoro mucho de los entrenadores es la autenticidad, que considero que es la única manera de generar credibilidad y convencer a los jugadores.

-¿Le da un poco de vértigo para el futuro igualar todo esto y jugar tres competiciones?

-Si pensara así, no sería vértigo, sino el suicidio como equipo. Lo más importante es saber quiénes somos, tener claro por qué hemos llegado hasta aquí y cuál es nuestra realidad. Porque el sueño del Granada para la próxima temporada por un lado será disfrutar del premio de la Liga Europa lo que se pueda, pero sobre todo el sueño es mantenerse en Primera.

«Me gustaría consolidarme en Primera»

Pese a su juventud a Diego Martínez nadie le regaló nada. Lleva 20 años como técnico, comenzando en el fútbol aficionado con el Arenas de Armilla y luego pasó por la base del Sevilla.

-Dijo una vez que había picado piedra 21 años y parece que ha merecido la pena.

-Claro, pero esto es la punta del iceberg. Si miras para atrás hay muchos sinsabores, mucho desgaste por el camino, canas, arrugas... pero yo no cambio mi profesión porque en todo este proceso tengo el privilegio de ser feliz y vivir de mi pasión.

-¿Se considera un entrenador de moda como dicen muchos?

-No me gusta la palabra moda porque las modas pasan. A mí lo me gustaría ser es un entrenador consolidado en el tiempo en Primera División.

-Supongo, aunque esté muy a gusto en Granada, que esto le puede abrir las puertas de equipos importantes.

-Yo vivo el presente. Tengo contrato en vigor y no miro más allá, creo que es el momento para saborearlo y, luego, hay que tener en cuenta que este mundo del fútbol es tan cambiante que hay que estar preparado para todo y adaptarse a lo que vaya surgiendo. Pero creo que si te centras y tienes un buen presente, el futuro es más fácil que sea positivo.

«Lo del Lugo en el último tramo tiene un mérito brutal»

Diego ya tiene las maletas preparadas para pasar la vacaciones en Galicia, en donde en clave futbolística elogia la reacción final del Lugo de su amigo Adrián Rubio (el segundo entrenador).

-¿Con ganas de volver a Galicia?

-Voy a Galicia, tengas ganas de vacaciones en mi tierra. Quiero ver a toda mi familia y reencontrarnos tras el covid.

-¿Vivimos malos tiempos para el fútbol gallego?

-Lo del Lugo en el último tramo tiene un mérito brutal, el Celta se va a mantener y hay que poner en valor que ya encadena muchas temporadas en Primera. La desgracia es el tema del Deportivo, que es grande, pero de momentos así también se sale más fuerte.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Diego Martínez: «La matrícula de honor se queda corta para este año»