Caballero y Feijoo, dos mayorías absolutas que no pactan en Vigo

El alcalde de Vigo desea éxito a Feijoo, le pide que cambie para llegar a acuerdos en favor de la ciudad, pero confía poco en su gestión después de doce años de enfrentamientos


vigo / la voz

Encadenan cuatro mandatos consecutivos con mayoría absoluta y no hay forma de que se entiendan. Alberto Núñez Feijoo y Abel Caballero se dan la mano por cortesía cuando se encuentran en actos institucionales, pero nada más. Algún intento de colaboración hubo en el pasado, pero no fructificó. Tras la primera mayoría absoluta de Caballero en 2015, Feijoo lo llamó y se reunió con él. Pactaron el transporte metropolitano y la Ley del Área Metropolitana, y al final acabaron en los juzgados.

Después de la amplia mayoría que el regidor socialista obtuvo el año pasado en las elecciones municipales, se dieron otra oportunidad. El alcalde envió una carta a Feijoo reclamándole inversiones para la ciudad, pero quedó en nada. Le reclamaba obras para Vigo por 1.730 millones de euros que, en su opinión, es la cantidad que el gobierno de la Xunta le debe a la ciudad.

Si alguien entendió que la presencia de Feijoo en la procesión del Cristo de la Victoria el año pasado al lado del regidor podía entenderse como un acercamiento estaba equivocado. El regidor socialista no deja de criticar públicamente al presidente del ejecutivo gallego cada vez que tiene un micrófono delante.

Si la relación entre ambos mejora lo largo de los próximos cuatro años es algo que el tiempo dirá. A priori, el alcalde socialista no se fía mucho y continúa hablando de Feijoo en un tono crítico.

«La expectativa en Vigo tras doce años de gobierno del PP es la que es. Ya sabemos en esta ciudad lo que podemos esperar de él», afirmó ayer Caballero. Le acusa de haber ido «contra Vigo», pero abrió un resquicio. «Deseo de que el presidente de la Xunta cambie porque Vigo tiene derecho a ser atendida como la primera ciudad de Galicia, la que más población tiene y más aporta al PIB», afirma.

Durante todos estos años de éxitos electorales por ambas partes, los socialistas, poco a poco, han ido comiendo espacio a los populares. La ligera victoria de la derecha por unos cientos de votos del domingo es para Abel Caballero «un empate técnico».

El alcalde de Vigo felicitó ayer a Feijoo por su triunfo electoral. Le dio una de cal y otra de arena porque, al mismo tiempo, le reprochó que no le hubiera felicitado a él mismo por los resultados del PSOE en Vigo. Poco dado a los elogios a sus adversarios políticos, lo que sí sabe el regidor es destacar sus puntos flacos. Así, puso de manifiesto que los populares se situaron en Vigo 12 puntos por debajo de la media de resultados que han obtenido en Galicia.

Caballero destaca que, desde las últimas autonómicas, en Vigo el PSOE le recortó al PP 12 puntos. Los socialistas subieron diez puntos y los populares bajaron dos.

Pese a que ya están a punto de alcanzar a los populares, los socialistas no tuvieron nada que celebrar el domingo por la noche en su sede del Calvario. Ni siquiera permitieron que se les hicieran fotografías mientras digerían los malos resultados a nivel gallego.

El alcalde tampoco quiso valorarlos, echando, de este modo, balones fuera sobre el varapalo que ha sufrido su sobrino en las urnas. «Hablo del resultado en Vigo, pero no hago ninguna valoración sobre ningún partido en ningún lugar», dijo.

Marea seguirá consolidando su proyecto local

Los malos resultados cosechados por Galicia en Común no desaniman a Marea de Vigo a continuar adelante con el trabajo político que vienen desarrollando desde el grupo municipal. El portavoz, Rubén Pérez, apostó por el municipalismo para consolidarse como alternativa política y poder constituir una opción de gobierno en el futuro, que luche por la igualdad social y los derechos de los trabajadores.

Al mismo tiempo, felicitó al BNG por la fuerte subida que han experimentado en las urnas. Consideran que encontraron su camino tras una travesía en el desierto, en la que ahora se encuentran las mareas. Abogó porque los resultados sirvan para hacer una reflexión y repensar muchas cosas. Esperan que en el conjunto de a coalición se de esta misma lectura. Esquerda Unida realizará esta reflexión para poder recomponerse en lo que queda de legislatura.

El BNG cosecha su estrategia de denuncia política

El portavoz del BNG, Xabier Pérez Igrexas, agradeció ayer el apoyo de los 31.628 vigueses que votaron al frente nacionalista. Destacó el aumento espectacular en 17 puntos porcentuales en relación a los resultados de hace cuatro años. «Este resultado histórico acredita que o proxecto transformador, en positivo, e comprometido coas clases populares e traballadores que representa o BNG, sigue a sumar en Vigo e en Galiza», manifestó.

El edil expresó su orgullo por el papel de la juventud organizada en Galiza Nova y de los simpatizantes que hicieron posible una campaña «épica». Los nacionalistas expresan su satisfacción porque más de seis de cada diez vigueses apostaran con su voto por el cambio, «censurando as políticas antisociais, privatizadoras, de recorte e de abandono que aplica o PP», manifestó Xabier Pérez.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Caballero y Feijoo, dos mayorías absolutas que no pactan en Vigo