El PSOE erosiona en Vigo al PP, que resiste como el más votado

Los socialistas se quedaron a menos de mil votos de los populares, que siempre han ganado

La fiesta del PP en la terraza del hotel Bahía
La fiesta del PP en la terraza del hotel Bahía

Vigo / la voz

Fue por poca diferencia, pero el PP consiguió ayer mantenerse como fuerza más votada en Vigo en unas elecciones autonómicas. Los populares se habían hundido en los comicios locales de mayo del año pasado hasta un límite sin precedentes. Abel Caballero convenció al 68 % de los vigueses para que le diesen su voto. En aquel momento, Alberto Núñez Feijoo activó un plan de emergencia: llamó a Corina Porro, le pidió que abandonase la comodidad del Consello Económico e Social y que reconstruyese el PP local como presidenta de su gestora. Las autonómicas estaban en juego. Esas elecciones se jugaron ayer y los populares obtuvieron un resultado peor que el de hace cuatro años, pero suficiente para mantenerse como primera fuerza política en la ciudad y conservar los once diputados de la provincia.

Los conservadores lograron 44.000 votos. Son 7.000 menos que en la anterior cita con las urnas, y el PSdeG-PSOE está a tan solo 700 de distancia. Pero el PP cumple el objetivo interno que se había marcado, que es mantenerse con la menor pérdida posible. Solo bajan dos puntos porcentuales.

Sin embargo, hay una erosión constante del PSOE, comandado por Abel Caballero. Hoy tienen nueve mil votos más que hace cuatro años. El alcalde no se dejó la piel en la campaña, como sí hace en las municipales. Pero su discurso anti-Feijoo, al que cita cada día en sus ruedas de prensa va calando poco a poco. Los socialistas crecen en Vigo, que es la única ciudad gallega donde son la segunda fuerza más votada, por encima del BNG. Además, en las elecciones autonómicas en Vigo siempre ha ganado el PP y el PSdeG ha obtenido un resultado muy discreto. En esta ocasión, han estado cerca.

El espacio de la izquierda rupturista se hunde. Las distintas coaliciones que se han presentado en los últimos años (primero como Alternativa Galega de Esquerda y después como En Marea) habían logrado atraer más votantes que el BNG tato en las elecciones del 2012 y en las del 2016. En las generales del 2015 incluso fueron la fuerza más votada en Vigo, con Podemos dentro de la coalición. Pero las continuas guerras internas les han pasado factura y en esta ocasión las coaliciones de izquierdas salen mal parada. Galicia en Común (Podemos, Esquerda Unida y Anova) obtiene solo el 6 % de los votos, mientras Marea Galeguista logra el 0,26 %. La coalición que compartían tenía el 28 % y 41.000 votos.

El Bloque celebró los resultados en el hotel Coia
El Bloque celebró los resultados en el hotel Coia

Ese hundimiento lo capitaliza el BNG. Los nacionalistas empiezan a recuperar una parte del electorado que habían ido perdiendo en las últimas citas con las urnas. Pasan de los 9.000 votos de hace cuatro años a los más de 30.000 que tienen hoy. El Bloque había empezado el siglo gobernando en Vigo, pero en la década pasada se hundió hasta desaparecer de la corporación municipal hace cinco años. Pero está en proceso de reconstrucción. Los resultados de los nacionalistas vienen creciendo. En la municipales volvieron al Ayuntamiento y ayer triplicaron los apoyos que habían obtenido en las últimas autonómicas.

Si con más de 20.000 votos la coalición Galicia en Común pasa a la irrelevancia, los 2.900 de Vox y los 1.700 de Ciudadanos los convierten en fuerzas residuales. Hace cuatro años los verdes no existían, mientras que los naranjas tenían 5.000 votos más que ahora.

 PP: «Lo importante ha sido la unidad»

La presidenta de la gestora local del PP, Corina Porro, lanzó un mensaje en clave interna: «Lo más importante ha sido estar unidos», dijo al partido. «Vale la pena trabajar por esta ciudad», insistió. Porro aseguró que con el PP en el poder en Santiago, «Vigo tiene un plan para seguir creciendo e invirtiendo».

PSOE: Es fruto del empuje del alcalde

El secretario local del PSdeG, Abel Losada, enfatizó ayer que el PSOE creció en la ciudad y que progresivamente ha ido ganando apoyos, empujado por los resultados de Abel Caballero. Losada dijo que, si los resultados de Galicia fuesen como en Vigo, «habería un goberno de esquerdas presidido por Gonzalo Caballero».

BNG: «Isto é un punto de partida»

La diputada electa Alexandra Fernández aplaudió el resultado del BNG. «Este resultado é un punto de partida, non un teito», aseguró. «Somos a forza que máis sube na cidade», completó la número 5, Carmela González. «Seis de cada dez vigueses non confían no PP nin en Feijoo», añadió

En la sede de Esquerda Unida siguieron el resultado con preocupación
En la sede de Esquerda Unida siguieron el resultado con preocupación

«Catástrofe» por la guerra interna

El portavoz de Marea de Vigo y secretario de organización de Esquerda Unida, Rubén Pérez, aseguró que el resultado es «catastrófico» y que los sitúa «en un espacio electoral irrelevante». Pérez cree que es fruto de los permanentes conflictos internos y que debe mover a una reflexión.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El PSOE erosiona en Vigo al PP, que resiste como el más votado