Vecinos de A Doblada se quejan de la basura y del mal estado de muchos jardines

Las aceras se encuentran en mal estado, deben sortear colchones y muebles abandonados y las malas hierbas crecen


vigo / la voz

Vecinos de A Doblada se quejan de que los operarios de parques y jardines no cuidan los parterres y las zonas verdes públicas del barrio. Las malas hierbas crecen a su antojo acotadas por isletas de ladrillos que impiden que se desborden más de la cuenta pero que constituyen un lugar casi perfecta para jugar al escondite. En realidad los jardineros sí velan por algunos adornos «pero no lo hacen en muchos maceteros y calles». Así, José Fernández presidente de una comunidad propietarios de uno de los edificios situados cerca de la rotonda de Gregorio Espino pone de relieve que la glorieta está perfectamente cuidada pero, sin embargo los maceteros que están situados enfrente de su edificio y en otras zonas públicas se encuentran en mal estado. «La empresa Althenia no limpia no hacen ni caso», señala Fernández que asegura que cuando se ha dirigido a estos servicios (es una concesionaria del ayuntamiento) les han dicho que solamente se atienen a lo que les mandan los encargados.

Otros residentes como Mercedes Castro y Jorge Cordedera afirman que «llevamos años pidiendo que lo arreglen. Antes venían, pero ahora está todo abandonado».

En la calle Estorniño hay una pequeña alameda de ejemplares que generan mucha resina. La savia impregna las hojas y cae sobre las aceras volviendo a la superficie pegajosa para los viandantes. Por eso el Concello h comenzado a sangrarles, para evitar el exceso de sustancias pegajosas en la vía pública.

En Estorniño tienen la suerte de que les han arreglado las beirarrúas, cosa que no ha sucedido con gran parte de Gregorio Espino. Antes de las Navidades, el Ayuntamiento había asfaltado y reparado un tramo de calle, el situado más cerca del túnel que comunica con Travesía de Vigo y origina grandes retenciones, las mismas que otros vecinos auguran para otros proyectos de túnel. Pero la mayor parte de esta arteria de un barrio muy poblado tiene desperfectos tanto en las zonas verdes como en las aceras y urge a una reparación urgente que posiblemente se llevará a cabo más adelante, cuando el Ayuntamiento obtenga la liquidez suficiente como para emprender nuevos proyectos de obras publicas.

Pero mientras llegan los fondos existen tramos que son más peligrosos porque existe el riesgo de que pueden originar caídas ya que hay losetas levantadas agujeros y raíces de árboles que sobresalen.

Los vecinos aseguran que están hatos de llamar en vano al 010 «que además te cobra por la llamada». Incluso alguno de ellos se lo ha transmitido personalmente al concejal de jardines, Ángel Rivas, que «nos prometió enviar a las brigadas, pero hasta ahora no ha sucedido».

Una de las imágenes más lamentables de la zona es la que ofrece el lugar donde hace dos años se alzaba frondoso un roble centenario. Unas letras recortadas en una silueta de hierro alababa la fortaleza del Quercus, el roble en denominación latina. Pero el centenario árbol se cayó en un temporal, según los vecinos, que lamentan que desde entonces no se haya hecho nada para reconstruir las letras que se han caído (Quercus ha perdido la Q) por el impacto de la fondrosa sobre la mediana. El tocón horadado por los hongos sigue entre la maleza que lo tapa parcialmente en una hondonada que se utiliza como un cagadero para perros, ya que son muchos los vecinos los que tiene mascotas y conviven con estos inconvenientes a la hora de pasear. Incluso esquivan montones de basura.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Vecinos de A Doblada se quejan de la basura y del mal estado de muchos jardines