Las cinco playas de Vigo para evitar aglomeraciones en tiempos de covid-19

Más allá de Samil la ciudad posee un reguero de calas y pequeños arenales perfectos para eludir multitudes en tiempos de coronavirus


Vigo

No hay playa más famosa en Vigo que Samil, seguida de O Vao. Cafeterías, un paseo, pistas deportivas, parques infantiles... todos los servicios a disposición de las miles de personas que se congregan allí cada verano procedentes de Ourense, el norte de Portugal, la provincia de Pontevedra y demás rincones de España.

Pero ¿y en tiempos de coronavirus como evitar esas aglomeraciones y darse un chapuzón? Aunque para los dos grandes arenales de la ciudad el Concello de Vigo ha instalado un sistema de parcelas con un aforo limitado a diez personas e instaurado la prohibición de comer, te contamos los secretos de las otras playas de Vigo. Esas que no conocen todos los turistas y en las que puedes escapar de las aglomeraciones para ir con tu familia tranquilamente en tiempos de coronavirus

Playa de Fontaíña

Oculta en medio de los arenales más grandes y famosos, la playa de Fontaíña es una de las más resguardadas de la ría y perfecta para llevar a niños por sus pequeñas dimensiones y su mar tranquilo. Tiene pasarelas para poder acceder sin problema y una arena clara y limpia. Y entonces ¿cuál es el truco para que esta playa no esté tan llena como las demás?

No tiene la misma facilidad de acceso y aparcamiento que sus compañeras Samil y O Vao, aquí no hay opción para que lleguen los autobuses cargados de turistas ni está rodeada de aparcamientos amplios. El truco consiste en llegar temprano para encontrar dónde dejar el coche o internarse en alguno de los caminos cercanos para descubrir alguno de los leiraparkings que suelen funcionar en el entorno. Por un precio módico el turismo puede descansar allí todo el día.

Cíes

No es ningún secreto que los arenales de Cíes son famosos y conocidos en el mundo entero, especialmente después de que el periódico The Guardian calificara a Rodas como una de las mejores del mundo. Pero lo cierto es que la extensión de los arenales, las otras alternativas de ocio como las rutas de senderismo y el amplio territorio las hacen un destino ideal para evitar las aglomeraciones. El aforo está controlado por la Xunta y es necesario solicitar un permiso especial antes de adquirir el viaje en barco desde cualquiera de las navieras que operan desde el puerto de Vigo

Con una extensión de 1.300 metros de largo y unos 60 de ancho, seguro que no tienes problemas en encontrar un hueco para plantar la toalla. Eso sí, no te envalentones si no hace excesivo sol porque es mar abierto, crema solar alta desde el mismo viaje en barco es la clave para no volver de este paraíso con la piel quemada. Las Cíes tienen más opciones que Rodas para todos aquellos que busquen mantener las distancias en tiempos de coronavirus. Recuerda que debes llevar mascarilla y tomar todas las precauciones necesarias para viajar en el barco.

Playa de la Punta y litoral de Teis

La clave de esta playa no es que sea de las más vacías de Vigo, puesto que es muy pequeña, es que en realidad en el litoral de esta parroquia hay multitud de alternativas para los que estén dispuestos a investigar. Desde las antiguas instalaciones militares de la zona, Etea, hoy cerradas, se puede acceder a algunos de estos fantásticos rincones. Además, un paseo recorre la zona para aquellas familias que quieran convinar el chapuzón con un paseo en bici o algo de deporte. Un parque infantil completa la oferta para el público más pequeño. 

Y si el calor de ese día es de los que aprieta y hay poca arena disponible, existen otros espacios para dejar la mochila en los muelles cercanos, las zonas verdes limítrofes y el resto de la zona. 

La playa de la Punta, según informa el Concello de Vigo, es la más conocida del total de diez aque conforman el litoral de Teis. En las cartas náuticas antiguas aparece nombrada como punta Areiño. Aunque se puede ver pequeña, en realidad hay una gran extensión de arena pero solo es visible en el momento de bajamar.

Se puede acceder a la zona en coche o también a través del paseo peatonal de A Guía. En el trayecto podrás visitar también los arenales de Rampla, Pilón y Etea o las de A Lagoa y Cala del Faro. 

Alcabre: dos playas que suman 500 metros de arena

Con una zona de aparcamiento cercana e incluso una cafetería con terraza, los arenales de Alcabre son otro de los secretos que los vigueses se guardan antes de recomendar playas a los turistas. No son de difícil acceso aunqeu no están tan bien comunicadas por Vitrasa como pueden estarlo Samil y O Vao. Sin embargo, por la zona transita el bus urbano y quien se mueva en coche podrá acceder hasta casi el límite con la arena

En realidad existen dos playas, la de Carril y la de Santa Baia, ambas separadas por una zona rocosa. Entre ambas suman 500 metros de arenal a los que se unen una extensa zona verde que puede ayudar a paliar cualquier aglomeración que amenace la tranquilidad de estos arenales. Muy transitados por las familias, en su orilla se pueden encontrar pequeños ermitaños, muchas algas y otras muestras de vida y calidad saludable del agua.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Las cinco playas de Vigo para evitar aglomeraciones en tiempos de covid-19