Siete plantas alternativas a las herbas de San Xoán

Ahora que el virus da una tregua con las hogueras puede cambiar la tradición: recolectar especies invasoras


Amigos da terra vigo@tierra.org

Ya estamos en vísperas de la noche de San Xoán, una buena excusa para reflexionar sobre algunas tradiciones que hasta no hace mucho tenían un impacto ambiental que nuestro querido planeta podía asumir sin mayor problema pero que empiezan a salirse de los límites que nuestra casa común puede soportar.

Pongamos como ejemplo las hogueras y las mágicas herbas de San Xoán. En el caso de las hogueras, bien sea por sentido común y responsabilidad en algunos casos, o porque les obligan en otros, el resultado final es que este año vamos a tener un moderado alivio, pues los centenares de fuegos de un solo concello equivalen en emisiones de CO2 a un incendio de mediana intensidad, unas 400 toneladas, y si hay algo que nuestra atmósfera no necesita son estos aportes festivos al cambio climático.

No solo los gases de invernadero son un problema (y sus anexos todavía más tóxicos, pues en las hogueras no se quema solo madera, sino cualquier cosa imaginable), sino que debemos añadir las cenizas, que incorporan esos tóxicos y que especialmente en las playas aportan una hiperfertilización (disculpen el palabro) orgánica y mineral que daña el frágil equilibrio de esos ecosistemas. Las hogueras, en número y volumen, ya están superando los límites de la racionalidad y no podemos asumir su impacto ambiental. No es necesario hacer tantas ni a una escala que haga palidecer de envidia a los altos hornos de Vizcaya. Y no olvidemos la imagen de los operarios municipales retirando los centenares de toneladas de basuras de las playas la mañana siguiente.

Si esta tregua motivada por el virus sirviera para reflexionar sobre la importancia de al menos moderar la parte incendiaria de nuestras fiestas, pues algo positivo podríamos sacar de esta pandemia.

El siguiente problema son las herbas de San Xoán, otra tradición que a medida que se populariza incrementa su impacto ambiental. En realidad, con excepción de la titular, la herba de San Xoán (cualquiera de las varias especies de Hypericum), no existe un consenso de cuáles son las famosas «herbas ventureiras». Dependiendo de la zona se citan hasta 60 diferentes. Lo malo es que muchas de estas plantas silvestres empiezan a estar en riesgo de entrar, si seguimos con este paroxismo recolector, en el triste catálogo de las especies amenazadas.

Viveros mágicos

Existen alternativas, como la que se va a probar en Nigrán, que consisten en recolectar no las plantas, sino sus semillas, para que cada cual se pueda hacer en casa su «vivero mágico» y que la tradición no lleve implícita la pérdida de biodiversidad, porque no olvidemos que todas estas plantas son únicas y necesarias. Pero si no les convence la idea de no recolectar, tenemos otra propuesta para hacer las abluciones. En esto de las tradiciones todo es empezar, repetir, que se vaya apuntando el personal y, a partir de ahí, solo es cuestión de tiempo que cualquier cosa que se nos ocurra se convierta en una actividad tradicional incorporada a la cultura popular. Pero la cultura es algo vivo y cambiante con los usos y costumbres de cada época podríamos dar un primer paso con las herbas de San Xoán.

Les proponemos una actualización, a ver si con suerte se convierte en tradición optar por estas siete especies de plantas alternativas a las actuales y muy abundantes en nuestro entorno: Campaíña ipomoea, Capuchina tropaelum, hierba de la Pampa, Tradescantia, margarita africana, hierba carmín y uña de gato. Cumplen perfectamente los requisitos de incorporar especies aromáticas con floridas y no solo no existe ningún problema en recolectarlas en la naturaleza, sino que les animamos a ello. Todas ellas son especies exóticas invasoras. Por eso, con sentidiño, pues a veces intentando erradicarlas con poco cuidado lo que se consigue es aumentar su dispersión. Pero, en definitiva, con asesoramiento para no confundirse de especies, iniciemos esta bonita tradición. Por garantizar el futuro, que como decía Carlos Ruiz Zafón, es algo que no se desea, se merece.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Siete plantas alternativas a las herbas de San Xoán