«Esto nos enseñó que debemos tener capacidad de adaptación a todo»

Parra, que pasó el confinamiento en Vigo, rescata las enseñanzas del covid-19 y lamenta la suspensión de la Ligue 1


vigo / la voz

La pandemia cogió a Eduardo Parra, el vigués preparador físico del Lille de la Ligue 1, en Francia, pero a la semana siguiente ya viajó a Vigo, en donde pasó el confinamiento y asistió la clausura de su liga, lo que privó al equipo de tercer puesto y de la Liga de Campeones, aunque jugará Europa League. De toda la crisis del covid-19, se queda con la capacidad de la gente, los futbolistas incluidos, para adaptarse a todas las circunstancias.

-¿Dónde le cogió la pandemia?

-En Francia, trabajando en el Lille, y cuando se suspendió la liga allí y se declaró el estado de alarma, me vine a Vigo, en donde pasé todo el confinamiento y aquí seguimos.

-¿Y cómo llevó en Vigo estos meses larguísimos?

-Como todos, la situación no era fácil para nadie, pero nos adaptamos rápido y ahora que la cosa parece que está más controlada, disfrutando un poco de las libertades.

-¿Qué enseñanzas le deja a nivel particular todo esto?

-La principal enseñanza que me deja que es que uno tiene que tener capacidad de adaptación para cualquier situación. En el mundo del fútbol desde principios de marzo comenzamos a sentir las dudad de si se iban a suspender las competiciones o los entrenamientos, sabes que los jugadores tienen que entrenar en sus casas, pero no sabes durante cuánto tiempo. Al final te tienes que adaptar a las situaciones y en este caso nunca habíamos vivido una situación como esta en la que tienes que adaptar el trabajo para que cada futbolista lo haga en la medida de sus posibilidades, tanto a nivel de espacio como de material. Es como todo en la vida, cuanto antes y mejor te adaptes, vas a gestionar la situación de la mejor forma.

-¿En algún momento pensó que volvería a Francia?

-Sí. Nosotros no dejamos de preparar entrenamientos para la posible vuelta, pero la liga allí no se retomó, lo que es una pena.

-¿Qué le parece que se suspendiera la liga?

-No soy yo quien tiene que decirlo, pero te da un poco de envidia que en otros países como España, Alemania, Portugal, Italia, Reino Unido... que en todos los países se estén retomando las ligas y la nuestra quedara así, sobre todo porque nosotros éramos cuartos a un punto del tercero y teníamos la seguridad que íbamos a coger una plaza en la previa de Champions. En las últimas siete jornadas habíamos ganado seis partidos y llevábamos una muy buena dinámica.

-¿Por qué fue tan precipitada la suspensión?

-No se sabe. El 28 de abril el presidente de la República dijo que se suspendían las competiciones de deportes colectivos profesionales y a partir de ahí hubo una polémica de quién tomó la decisión, que si la liga o el gobierno, pero lo que es cierto es que supone una pérdida económica importante para los clubes. Hay un cierto revuelo sobre quién tomó la decisión y de forma tan prematura.

-De todos modos, era un año complicado por marcharse gente importante y por jugar la Champions.

-Más que complicado ilusionante. Jugar Champions con un equipo un poco renovado fue un reto apasionante. Creo que hicimos un buen recorrido y en todos los partidos plantamos cara pese a estar en un grupo muy difícil (con Ajax, Chelsea y Valencia).

-¿Qué tal el año para usted a nivel particular?

-Contento por estar un año más en la élite, saboreando la experiencia de jugar Champions otra vez, que hacía años que no la disfrutaba.

«La ciencia te da unas herramientas y luego está la parte artística., en donde tú aportas tu visión personal»

Miembro del grupo de investigación de la Universidad de Vigo, Eduardo Parra asiste en primera persona al cambio radical experimentado por el mundo del fútbol por la irrupción de la tecnología. Apuesta por mezclar ciencia con visión personal.

-¿La investigación en el deporte se ha convertido en algo esencial en los tiempos que corren?

-Totalmente, pero la investigación siempre va un poco por detrás de la práctica. Tienes que hacer cosas que no están del todo probadas en la investigación, pero son el detonante para que se produzcan investigaciones. Son mundos paralelos que se ayudan.

-¿Qué opina del big-data?

-Creo que bien utilizado es bastante interesante para el mundo del fútbol. De cada partido y de cada semana de entrenamiento puedes sacar cientos de miles de datos, pero la cuestión es saber qué datos tienes que analizar, cómo analizarlos y qué datos te pueden ayudar para mejorar.

-Con todo esto, el cambio en el mundo del fútbol parece radical.

-Cada año se compran nuevos materiales, aparecen nuevos dispositivos, tienes que adaptarte otra vez a esa constante aparición de nuevas tecnologías, saber también cuáles son las fiables y saber qué te puede aportar cada cosa, pero al final siempre digo lo mismo, para mí esta es una mezcla entre el arte y la ciencia. La ciencia te da unas herramientas y unos números que tú tienes que interpretar y luego está la parte artística que es aportar tu visión personal de tu experiencia, de cómo ves las cosas, cómo las entiendes y cómo crees que es mejor adaptar esa ciencia a tu realidad.

-¿Qué conclusiones saca de estos dos años en el fútbol francés?

-Un aprendizaje constante, una situación nueva con un idioma que no conocía y una liga en la que nunca había trabajado. Muy enriquecedora la experiencia tanto a nivel deportivo como personal.

-¿Cómo ve el Celta para el regreso?

-La situación es igual para todos, pero creo que va a perjudicar a los equipos que estaban en buena dinámica, como era el caso del Celta, y beneficiará a los que estaban en mala. Ahora mismo todos los equipos empiezan desde 0 y es un esprint para todos. Es cuestión de ver quién gestiona mejor la plantilla para que haya menos lesiones, quién acopla mejor el equipo y quién puede gestionar mejor la situación.

«Hay ciertas diferencias», dice de la vuelta del fútbol

Tomando como ejemplo la Bundesliga, la primera que ha vuelto, Eduardo Parra ve diferencias entre el fútbol de antes y después del covid-19.

-Volvió la Bundesliga, ¿el fútbol es el mismo o diferente?

-Ciertas diferencias hay. Es una situación totalmente atípica que no había pasado nunca, no es comparable con las típicas vacaciones de verano de los futbolistas o una pretemporada normal, veníamos de un confinamiento en donde los jugadores tuvieron que estar mucho tiempo en sus casas entrenando en fincas o salones y ahora tuvieron una pretemporada corta, sin partidos amistosos y sí que hay diferencias de ritmo, de número de lesiones por jornada disputada y me imagino que la velocidad de las acciones y las repeticiones a máxima intensidad no será la misma que durante la temporada normal. Los jugadores tienen que coger ritmo y eso lleva tiempo.

-¿Cómo pueden llegar los equipos de LaLiga a la competición tras cinco semanas de pretemporada? ¿al 60 o 70 %?

-Es difícil hablar de porcentajes, pero puede ser que ande por ahí. La cuestión no es solo la preparación física, sino la preparación colectiva, porque al final han tenido diez días de preparación colectiva. Cuando haces entrenamiento individual o por grupos reducidos no llegas a tener ese estímulo que te dan los entrenamientos colectivos e incluso la competición, por eso la falta de partidos amistosos yo creo que también es un punto clave para entender que los jugadores no van a llegar al mismo ritmo como si fuera una temporada normal

-¿Qué le parece la decisión de los cinco cambios?

-Creo que puede ayudar, sobre todo para preservar el estado físico de los jugadores. Dentro del campo hay posiciones que requieren más intensidad de esfuerzos como un extremo, un delantero que tiene que esprintar al espacio, un lateral de recorrido y para mí es buena idea, porque permite preservar la salud de los jugadores a nivel preventivo de lesiones.

-Se dice que el trabajo de antes y de después de los fisios, recuperadores y preparadores va a ser primordial.

-Más que nunca. Siempre prestamos mucha atención al comportamiento del jugador, a los indicadores de fatiga y de recuperación para saber si un jugador está apto o no para competir, pues ahora incluso van a ser unas semanas de jugar cada tres días y realmente los entrenamientos van a ser de recuperación y de activación con lo cual esas estrategias de preparación para el partido y la recuperación posterior tienen más importancia que nunca.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Esto nos enseñó que debemos tener capacidad de adaptación a todo»