Desayuno dentro de los bares en Vigo: «Tenía ganas de tomarme un café como Dios manda»

La clientela prefiere las terrazas al interior de las cafeterías, que tienen mesas inutilizadas o cartas con código QR

Xoán Carlos Gil (fotos)
Vigo

En una soleada mañana, numerosos bares y cafeterías de Vigo han reabierto al público el interior de sus locales al inicio de la fase 2 de la desescalada aunque estos espacios siguen vacíos de público y con meses fuera de servicio para cumplir las restricciones del aforo. Muchos clientes prefieren todavía desayunar en la terraza porque hay brisa y se lleva mejor el calor de la mañana.  

Enrique, de unos 65 años, es un cliente de la cafetería Dolce y Salato, en la República Argentina, que desayuna en el interior del local un zumo de naranja con pan, mantequilla y mermelada, y un café con leche. Está muy satisfecho: «Todo está muy limpio y señalizado, y en orden. Tenía muchas ganas de estar sentado en una cafetería y tomarme un café como Dios manda». Pero la vuelta a la normalidad tiene sus novedades, pues en su mesa hay un folio con un código QR. La camarera explica que los clientes podrán escanearlo con el móvil y acceder a los contenidos de la carta, que ya no se muestra impresa para evitar contagios.

En la cafetería Viptoria la camarera Mayerlín confirma que el interior está vacío y que la clientela no madrugó y se fue al sol. Confían en que el interior se llene por la tarde.

Las terrazas también están llenas en la calle Urzaiz y en la Porta do Sol. Gente animada desayunando al sol. En Don Gregorio el interior también está vacío y varias mesas anuladas con un cartel que avisa que están fuera de servicio.

Comidas

A primera hora de la tarde reabrieron sus puertas numerosos restaurantes de Vigo por primera vez desde marzo. Los clientes, generalmente en pareja, pronto se animaron a pedir mariscadas. Una de las novedades es que las cartas del menún del día se leen en código QR con el móvil o son de usar y tirar.  La afluencia no fue muy alta debido a que mucha gente aprovechó el calor para ir a la playa o porque aún sigue teletrabajando desde casa. Un hostelero que inaugura mañana su restaurante admite que es prematuro abrir ahora mismo para la hostelería, con toda la actividad a medio gas.

Algunos locales incluso instalaron mamparas para mantener las distancias o colocaron cruces en las mesas inutilizadas. Otros apuesta por hacer circuitos de entrada y salida de camareros, para no cruzarse en la barra, y por mesas distanciadas. Depende de las características del local. 

Muchos clientes han vuelto a los restaurantes porque ya están trabajando en las oficinas o negocios del centro y al ver la cocina abierta han decidido comer fuera.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Desayuno dentro de los bares en Vigo: «Tenía ganas de tomarme un café como Dios manda»