Un bar de Vigo acusado de piratear partidos de Champions gana la batalla judicial a la Liga

Una jueza condenó a la hostelera a pagar 1.500 euros por emitir partidos de fútbol sin contrato pero la Audiencia la absuelve por falta de pruebas


VIGO / LA VOZ

La quinta sección de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, ha absuelto a la dueña de un bar de Vigo y revocado la condena que le obligó a pagar un total de 1.545 euros en multas y derechos a la Liga Nacional de Fútbol Profesional por haber pirateado partidos de fútbol en la televisión de su local. Inicialmente, una jueza de Vigo la condenó por un delito leve contra la propiedad industrial pero la dueña del local apeló en la Audiencia y ganó la batalla. Los magistrados que revisaron el caso vieron que faltaban pruebas.

La condena se remonta a noviembre del 2019 cuando el juzgado de instrucción número 7 de Vigo dictó una sentencia en un juicio de delitos leves en el que declaraba que Café Bar 80, situado en la calle Colombia, tenía que abonar los derechos audiovisuales desde agosto hasta diciembre del 2018 que correspondían a la Liga Nacional de Fútbol Profesional. Los policías que acudieron al local acusaron al bar de haber exhibido a sus clientes partidos de la Champions sin acreditar contratos por lo que dedujeron que la retransmisión era a través de Internet ya que el establecimiento carecía de decodificador de señal. 

La jueza concluyó que el bar había obtenido de forma ilegal la señal decodificada para la emisión de dichos partidos sin existencia de contrato de licencia con la operadora de pago autorizada para la comercialización de los derechos audiovisuales ni tampoco había abonado el canon. La condenó a pagar 825 euros a la Liga y otros 720 euros de multa.

La dueña del bar apeló en la Audiencia. Su abogada, Lía Fragueiro, alegó que los agentes habían identificado a una responsable distinta de la dueña en el local, que no pudieron acreditar el tiempo que habían permanecido en el establecimiento, que la fotografía del partido de televisión tenía fogonazos de luz que podían estar ocultando un fingerprint y tampoco se conocen las averiguaciones que hicieron para comprobar que había un codificador de señal. A todo eso, añadió que el atestado policial no había sido ratificado.

El tribunal de la Audiencia da la razón a la dueña del bar porque ve una falta de pruebas contra ella. Concluye que no existe una prueba fundamental de la emisión ni se puede deducir del atestado al no haber sido ratificado. Tampoco puede validar la consideración que hizo la jueza de la posible admisión tácita por parte de la demandada de que estaban emitiendo el partido ya que al mencionar la imagen que se atribuye al establecimiento dijo que era un partido de la Champions sin llegar a admitir que allí hubiera emitido dicho partido. 

Absolución de otra cafetería viguesa

No es el primer caso de absolución por falta de pruebas, En marzo, el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Pontevedra. con sede en Vigo, absolvió a la cafetería Casal y la eximió de pagar 1.304 euros a la SGAE y 483 a Agedi y AIE por poner en el local obras protegidas por derechos de autor desde el 2014 al 2018. Le exoneraron por falta de pruebas porque las asociaciones demandantes no acreditaron los metros cuadrados del local ni la fecha en la que el establecimiento compró el televisor para justificar su baeclamación, la cual, se basaba en testimonios de referencia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un bar de Vigo acusado de piratear partidos de Champions gana la batalla judicial a la Liga