Más pistas forestales en las parroquias para agilizar la respuesta en incendios

El Concello ya tiene plan contraincendios, con mejoras complementarias al anillo verde

Todavía falta por retirar madera quemada en el 2017
Todavía falta por retirar madera quemada en el 2017

VIGO / LA VOZ

Los 92 incendios que asediaron Vigo el 15 de octubre del 2017 responden a un fenómeno cada vez más extendido: «O lume urbano-forestal é un tipo de incendio que non só pode alcanzar, senón que ademais pode propagarse no interior dos desenvolvementos edificatorios, o que fai que xurdan uns problemas específicos, substancialmente distintos aos provocados polos incendios puramente forestais ou urbanos». Los teóricos reconocen en el caos vivido en Vigo hace tres años el paradigma de este fenómeno y lo explican en el libro Incendios Forestais (Hércules Ediciones, 2018). Igual que el recién aprobado Plan Municipal de Prevención e Defensa contra os Incendios Forestais do Concello de Vigo, que marca el camino para comuneros, propietarios y administraciones. Los primeros, a pesar del confinamiento y sabiendo que la naturaleza no entiende de pandemias, mantienen activas las brigadas de limpieza de cada primavera. El objetivo es retirar toda la masa forestal desbrozada para que, con el calor apretando, no sea pasto del fuego. Ya sea provocado o intencionado.

ACCESOS

Actuales y por hacer. «Os viais existentes son camiños forestais en mal estado e en propiedade das comunidades de montes veciñais. Podemos dicir que non existen camiños de titularidade publica que permitan contar con accesos aptos para o mantemento do monte nestas áreas». La solución propuesta para corregir las carencias pasa por «potenciar, en colaboración coas comunidades de montes, a creación de novas vías forestais que permitan seccionar a superficie chegando a unha mellor accesibilidade ao monte e permitir crear pequenos cortalumes ao promover o desbroce destes camiños». Dichas propuestas se recogen también, junto al anillo verde, en el anteproyecto de ordenación forestal del Ayuntamiento de Vigo

Puntos de agua

Actuales y previstos. Lo mismo ocurre con los depósitos de agua. Vigo y su perímetro acumulan 38: «Principalmente hidrantes (llaves de agua), seguidos de depósitos abertos e encoros. Todos os puntos existentes proporcionan auga a equipos motobombas. Existe un punto (Zamáns) que permite o acceder o helicóptero do servizo contraincendios». La red actual se considera insuficiente, de ahí las propuestas: «A distribución actual na periferia é escasa, polo que se pretende ampliar en catro novos puntos para subministrar auga a motobombas, ao longo do anel verde de Vigo e nas parroquias de Teis, Bembrive, Valadares e Zamáns». Los nuevos depósitos se sumarán a los existentes, permitiendo un acceso al recargo en menos de 20 minutos con un tiempo máximo de carga y desplazamiento de 55 minutos. El documento es igualmente crítico con el único punto de agua para helicópteros en el término. Está en el embalse de Zamáns, «existindo dende ese punto unha cadencia de descargas óptima, ao establecerse unha secuencia de descarga inferior a cinco minutos».

PUNTOS PELIGROSOS

Gasolineras y estaciones eléctricas. El mapa de riesgos se concentra en dichos recintos, que el plan cifra en 38. La industria queda al margen por sus propios planes contraincendios y de evacuación. Por lo que el otro gran polvorín de la primera ciudad de Galicia se concentra en las 30.000 parcelas que, rústicas o urbanizables, de no cuidarse suponen el mayor peligro por su proximidad a viviendas. La obligación de los propietarios, residan o no en el solar, es mantenerlas limpias. De no hacerlo, actuará de oficio el Concello para, al acabar, pasar la factura al contribuyente. Nada nuevo, ya que esta medida se venía haciendo. Sigue sin saberse qué pasará con el gran problema: las fincas abandonadas y sin propietario conocido o imposible de localizar.

Normas generales

Celebraciones, en cuarentena. El plan recoge todas las normativas dispuestas para celebraciones gastronómicas o de San Xoán, aunque dado el estado de alarma queda todo suspendido temporalmente. Una vez consentidas, será necesario tener autorización previa del Ayuntamiento. El permiso enumerará las medidas de seguridad y prevención a adoptar, de la misma manera que no eximirá en ningún caso de las responsabilidades por daños o pérdidas en caso de que concurra descuido o imprudencia. Las bombas de palenque y fuegos artificiales están sujetas a la misma normativa. Sobre todo en los meses de calor. Vigo figura desde hace años entre los municipios gallegos con alto riesgo de sufrir incendios, por lo que la ley autonómica -que prohíbe el fuego en terrenos agrícolas, forestales y zonas de influencia según las condiciones de riesgo diario de fuego- se aplica igualmente.

La Fiscalía reclama desde hace dos veranos la nueva hoja de ruta forestal

El domingo negro del 15 de octubre del 2017 evidenció las carencias de la primera ciudad de Galicia en lo referido a emergencias. La situación sobrepasó cualquier planteamiento teórico. La Fiscalía de Galicia lo detectó y, atendiendo a la ley vigente, empezó a reclamar hace ya dos veranos el plan aprobado el pasado 2 de abril. Ya en una carta remitida el 6 de julio del 2018 al alcalde, Abel Caballero, la Fiscalía le recordaba lo mejor para su ciudad: «Tenga a bien informar sobre la elaboración de los citados planes o, en caso contrario, informe igualmente sobre la ausencia de los mismos, si bien dejando claro, por parte de esta Fiscalía, que existe la obligación de elaborarlos. Le agradecería igualmente nos proporcione la información interesada con la mayor rapidez posible».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Más pistas forestales en las parroquias para agilizar la respuesta en incendios