Cuatro vuelos y 12.278 kilómetros para volver a Vigo desde Namibia

Trece vigueses viven una odisea para lograr regresar a sus hogares tras el cierre de fronteras y cancelación de vuelos


vigo / la voz

Entre Vigo y la capital de Namibia hay 7.679 kilómetros en línea recta, pero trece vigueses tuvieron que recorrer nada menos que 12.278 para lograr volver a casa desde el país africano y además con el miedo en el cuerpo a un cierre de fronteras en cascada y que les afectase definitivamente las cancelaciones en tropel que están llevando a cabo las aerolíneas de todo el mundo.

Aficionados a los viajes en todos los casos menos uno en la sesentena, el grupo partió hacia el escenario de contraste africano cuando se empezaba a contar el primer contagio en España por coronavirus.

«La verdad es que nos fuimos tranquilos y así lo estuvimos también allí durante la primera semana, pero el wifi y whatsaap lo ha cambiado todo», relata Marco Martínez, guía de la expedición y administrador de la agencia viguesa Viaxes Zonda. «Los mensajes de las familias en Vigo en la segunda semana de nuestro viaje eran de mucho temor y el nerviosismo se hizo evidente en el grupo», añade. Y entonces, a mayores, las autoridades consulares españolas comunicaron al grupo vigués que deberían volver a casa cuanto antes. «Siempre comunico a las embajadas o consulados la presencia de viajeros españoles por si pasa algo», dice Martínez. Y pasó.

El grupo estaba en medio del desierto en Namibia, y entonces comenzó la odisea. La suerte para los viajeros que ya se habían apuntado a la singladura desde noviembre del año pasado, es que una agencia estaba al frente de la excursión y que además su experimentado promotor estaba con ellos, doble ventaja frente a las adversidades. «De haber sido un viaje contratado por Internet aún estarían allí», asegura.

Inicio del regreso

Inmediatamente Namibia decretó la cancelación de todos los vuelos a Europa por miedo al contagio del coronavirus. La vía de Luanda con la TAP se antojaba entonces como la más factible, pero la aerolínea portuguesa suspendió entonces sus operaciones con Angola también. Martínez tiró de contactos y Lufthansa le echó una mano. El grupo tuvo que partirse en tres. El más numeroso voló desde Windhoek hacia el sureste hasta Johannesburgo. Fueron las dos primeras horas del retorno. De la ciudad sudafricana y tras esperas aeroportuarias, partieron en otro vuelo a Londres, unas diez horas más encima. De la capital británica, tras otra pausa, volvieron a trazar otra ruta aérea hasta Lisboa. Dos horas y media más. Ya estaban en la Península. El nuevo trayecto en avión hasta Oporto para entonces era pan comido para los ocho que hicieron de avanzadilla. Y luego un autobús a Vigo, donde llegaría más de día y medio después para ver a a su ciudad paralizada y muchas dificultades para ver a los suyos además.

Un segundo grupo, con otros tres viajeros, hizo la misma ruta en África, volando en su caso hasta Ámsterdam, y de allí a la capital portuguesa primero y a Oporto después, donde aguardarían al ultimo contingente, dos miembros más que tuvieron que coger un vuelo a París desde la capital sudafricana y luego hacer la ruta lusa antes de llegar todos juntos en esa segunda entrega hasta Vigo.

«La verdad es que todos los aviones venían prácticamente vacíos, apenas 25 personas, con lo que hubiéramos cabido todos en el mismo vuelo, pero por las medidas de seguridad para evitar posibles contagios no fue posible», concluye Marco Martínez, que reconoce haber sentido como profesional del turismo ver a casi toda la flota de British Airways, por ejemplo parada en el aeropuerto londinense.

«Fue una experiencia, en la que sobrevoló que nos retuvieran en algún país para someternos a una cuarentena», confiesa mientras insiste en poner en valor la garantía que para un viaje, máxime de larga distancia, aporta una agencia de viajes frente a Internet, que cuando se necesita, a veces, no hay dónde pedir ayuda.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cuatro vuelos y 12.278 kilómetros para volver a Vigo desde Namibia