Nicolás Taboada Leal, Vigo y los anticontagionistas

VIGO CIUDAD

En 1833, fue el primer médico que diagnosticó el cólera en España, pero fue perseguido por negacionistas de la ciencia

23 mar 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Nicolás Taboada Leal fue el primer cronista oficial de Vigo, autor en 1840 de su Descripción Topográfico Histórica, un hito en la historia de la ciudad. Pero también fue un eminente médico, que tuvo que padecer una confabulación de ignorancia e intereses económicos que le hicieron perder su cargo en la segunda oleada de la epidemia de cólera en España, la de 1848. Sus enemigos fueron los negacionistas de la época, los grandes propagadores de fake news del momento: una corriente de médicos conocidos como los anticontagionistas, que negaban que los microbios pudieran transmitirse de persona a persona. No tenían razón, pero consiguieron amargar la vida de Nicolás Taboada.

Quizá las envidias profesionales pudieron estar detrás de esta persecución. No lo sabemos. Pero lo cierto es que Taboada había sido el primer médico en diagnosticar en España un caso de cólera morbo-asiático, en la primera epidemia, la de 1833. Su paciente cero fue un ciudadano vigués, Fernando Conde, vecino de O Areal, que enfermó en una de las pandemias más devastadoras de la historia de la humanidad. Conde abrió la lista de más de 300.000 víctimas que se cobró la primera oleada colérica. A lo largo del siglo XIX casi un millón de españoles morirían por una bacteria que llegó al puerto vigués como un pasajero más.

Desde Vigo, el bacilo Vibrio cholerae se extendió luego por Galicia y llegó a Madrid, provocando una hecatombe. En 1834 había 1.394 poblaciones afectadas en España. La enfermedad provocaba muertes fulminantes por deshidratación tras terribles diarreas. Y desató una auténtica histeria, con las autoridades desbordadas por los acontecimientos. La vida económica quedó paralizada en muchas zonas. Se establecieron los llamados cordones sanitarios para aislar enfermos o barrios enteros de las ciudades.