Un juez avala que Vigo exija empadronarse para disfrutar del bonobús

La sentencia desestima una demanda del Concello de Mos para que sus vecinos se beneficien porque «no están legitimados» para discutir las tarifas de otro ayuntamiento


VIGO / LA VOZ

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Vigo ha avalado el hecho de que el Concello de Vigo exija empadronarse para disfrutar de la tarjeta Pass-Vigo que ofrece descuentos en el transporte urbano y en otros servicios municipales. La sentencia desestima por falta de legitimización una demanda que presentó el ayuntamiento de Mos para pedir que sus vecinos también se beneficiasen de los mismos descuentos que los vigueses en base al principio de no discriminación.

Hasta 318 vecinos habían solicitado la bonficiación por lo que Mos actuó para solucionar los «graves problemas» que afentan a una parte sensible de los vecinos, lo que el juez duda y cree que el ayuntamiento ha «fabricado» y «disfrazado» la reclamación como intento de legitimar su acción que, por otra parte, ve «extemporánea» porque no alegó nada cuando el Concello de Vigo acordó lanzar la Pass Vigo y dispuso de dos meses para recurrir esa decisión.

Considera que el Concello de Mos «no puede discutir el modo y manera en que se arbitra o gestiona el servicio público de Vigo, porque no es de su competencia, porque no discurre por su territorio, porque no participa en su gestión, porque sus vecinos, igual que los de Móstoles, por ejemplo, no son los destinatarios principales del mismo». Matiza que los mosenses podrán ser usuarios, por su carácter universal, pero combinando esa nota o sin perder de vista el carácter local, urbano, del servicio, de la compentencia. 

El mismo juez admite que hay «disparidad de criterios sobre la cuestión» entre los magistrados de Vigo, ya que su colega del número 1 sí concedió hace unos días ese derecho a los vecinos de Redondela, municipio legitimado a interponer la demanda porque tenía un convenio de transporte urbano previo con Vigo y muchos usuarios resultaron perjudicados cuando el Concello exigió el empadronamiento.

En el caso de Mos, el juez del número 2 salva el principio de no discriminación territorial, reconocido por las leyes autonómicas, estatales y europeas, porque esa discriminación ha de ser entre iguales, y no lo son porque los vigueses pagan impuestos para contribuir al mantenimiento del transporte público de su municipio y los de Mos, no. «Los vecinos de Mos ni contribuyen al sostenimiento de la competencia exclusiva del Concello de Vigo que se traduce en la prestación del servicio público del transporte urbano de Vigo ni tampoco les asiste el derecho a exigir su prestación por ese Concello del que no son vecinos. Si no están legitimados, en el sentido más amplio, para reclamar la prestación del servicio público, menos aún lo estarán para discutir sus tarifas», afirma.

El juez aclara que los habitantes de otros municipios tienen derecho al acceso universal al transporte (no podrían expulsarlos del autobús por ser de Mos) pero no a disfrutar de estas bonificaciones, que sufragan los propios vigueses.

Aunque la sentencia no lo aborda ni lo menciona, Mos tiene un caso análogo al de Redondela. El bus de la línea 9A de Vitrasa de Vigo se adentra 300 metros en el municipio de Mos cada media hora y presta servicio en dos paradas próximas al Ifevi y al aeropuerto de Peinador, por lo que, en la práctica, algunos mosenses sí se verán afectados por el cambio tarifario.

La disparidad de criterios entre jueces, si no se resuelve la contradicción, podría desembocar en la presentación de un recurso en el Tribunal Supremo para que «case» las distintas sentencias y unifique  criterios.

Caballero: «Se prioriza a los empadronados»

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, se ha mostrado satisfecho del segundo fallo judicial, esta vez a su favor. «El tribunal de lo contencioso de Vigo nos da la razón y atestigua que, efectivamente, la competencia municipal para establecer las políticas municipales tiene que priorizar a los ciudadanos que están empadronados y, por tanto, dice que Vigo no tiene que pagar los autobuses de los ciudadanos que son de fuera de Vigo».

Caballero recalca que esta sentencia «inutiliza, va en contra y le dice que no al intento de Feijoo de hacer una ley, como hizo, para que los vigueses paguemos el autobús a los de fuera».

El primer edil criticó la intención del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, para que «los vigueses paguemos los autobuses de los de fuera, a lo que nos obligó a través de una ley del Parlamento».

Acusó al presidente de mantener una posición antiviguesa. «Feijoo sigue en su antiVigo pero esta vez lo corrige un juez de lo contencioso», añade.

Aunque el ayuntamiento tiene una sentencia a favor, cuyo argumento podría aplicarse a otros municipios del área metropolitana, también tiene otra en contra, respecto a Redondela, y que probablemente recurra en apelación a la Audiencia Provincia. La batalla judicial seguirá por ambas partes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Un juez avala que Vigo exija empadronarse para disfrutar del bonobús