El petrolero con polizones se queda en Vigo

No zarpará hasta resolverse el expediente de entrada ilegal en España, que involucra a más países y la aplicación de legislación europea; en Holanda, su destino comercial, no le dejarían atracar


VIGO / LA VOZ

El Harald Maersk seguirá ocupando 180 metros del muelle anexo a la Estación Marítima de Vigo de forma indefinida. Su gran casco negro y la alta torre blanca del puente de mando continuarán ahí hasta la resolución del expediente iniciado por la entrada ilegal en España de tres polizones. Todo parece indicar que se subieron en la última escala africana del buque, en Guinea Conakri. La resolución del expediente no depende solo de España (la Policía Nacional de Fronteras lo instruye), entra en escena la legislación comunitaria y la Comunidad Económica Europea.

Lo que resulta seguro es que los hechos tuvieron lugar en aguas internacionales, y la legislación internacional es muy clara: la responsabilidad depende del país al que pertenece el pabellón del barco. En este caso es Dinamarca, aunque en el pasado se llamó Bunga Alamanda y tenía pabellón de Malasia. Incluso ya se iniciaron los contactos con la embajada danesa en España, explican en el procedimiento. La responsabilidad, según parece, será de la naviera, y el responsable del buque, por no evitar el acceso de polizones.

El Harald Maersk tenía que atracar hoy en el puerto de Ámsterdam, la siguiente parada de su ruta comercial procedente de Las Palmas. Ayer se seguía trabajando para dar forma al expediente y retener el buque el menor tiempo posible, pero «siempre garantizando los derechos de los polizones». De ahí que se esté escuchando a todas las partes, para dimensionarlo y actuar.

El espejo portugués

La legislación de fronteras es diferente en cada país de la Unión Europea, siendo la española más flexible que, por ejemplo, la portuguesa o la generalizada en los países del norte de Europa. Holanda entre ellos, de ahí que se valore también la trayectoria realizada por el buque. Los polizones se subieron en Guinea Conakri y, luego, el barco viajó a La Palmas, permaneció dos días, siguió hasta Portugal para navegar en paralelo por toda su costa y no denunciar el problema hasta llegar al archipiélago de las islas Cíes.

Fuentes oficiales no dudan en afirmar que en Holanda, con tres polizones sin documentación, al Harald Maersk se le hubiera prohibido atracar en ningún puerto. El hecho de que no llevaran documentación tampoco es casual, «ellos saben que eso complica mucho más el proceso, ya les recomiendan que se suban a los barcos sin nada». El expediente, ahora, ira y vendrá de Vigo a Madrid al ser responsabilidad final de la Comisaría General Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional. «Es un tema que está sin resolver y por el momento es necesario que se cumplan todas las garantías para los polizones. El barco tendrá que permanecer atracado en Vigo hasta que termine la instrucción del expediente. Y son expedientes que difíciles», reiteran en claro aviso de que no hay fecha estimada para resolver este embrollo ya de talla internacional.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El petrolero con polizones se queda en Vigo