El hospital de Vigo tiene por primera vez mejor lista de espera que el de A Coruña

El Chuvi tarda 38 días menos que cuando abrió el Cunqueiro y el Sergas asegura que los datos son los mejores de la historia


Vigo

La lista de espera para operarse en los hospitales públicos de Vigo ha bajado en el último año. Desde la apertura del Álvaro Cunqueiro, la reducción era constante. Pero nunca había sido tan grande como la que se ha vivido a lo largo del 2019. Según los datos oficiales ofrecidos este viernes por el Servizo Galego de Saúde, cada paciente que tiene que entrar en un quirófano del Cunqueiro o del Meixoeiro tarda una media de 61 días. Este dato, actualizado a 31 de diciembre, significa que hoy se tarda 19 jornadas menos que un año antes en pasar por quirófano. Constituye el mejor dato del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo de al menos los últimos quince años, según ha comprobado La Voz. «Hoy es un día impotante, porque presentamos datos históricos», ha subrayado el gerente del área sanitaria, Julio García Comesaña. 

Tanto es así que por primera vez el Chuvi está mejor que el Chuac, el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña. La comparación no es casual. El propio conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, había dejado claro en una entrevista en este periódico hace tres años que el objetivo del Sergas con la apertura del Cunqueiro era que situar al hospital de Vigo en la línea de los otros dos hospitales de tercer nivel que hay en Galicia, que son A Coruña y Santiago, y que se daba tres años para conseguirlo. Sin dar nombres, esta mañana el gerente del área sanitaria de Vigo, Julio García Comesaña, ha dado por cumplido ese objetivo al recordar que el dato de Vigo está entre esos dos. La información publicada por el Sergas permite constatar que el tiempo de espera del hospital del norte —donde esta mañana han revelado que han conseguido su mejor dato histórico— es de 65 días, mientras que en el de la capital gallega es de 57. En Vigo, 61. «Misión cumplida», ha resumido Comesaña.

Desde que abrió el Cunqueiro, la lista de espera solo ha bajado. En septiembre del 2015 se activaron los quirófanos del nuevo hospital de Vigo. Ese año concluyó con una espera media de 99 días para cada intervención. Desde entonces ha caído 38 días, que es casi un 40 %. El propio gerente ha reconocido que la lista de espera quirúrgica fue uno de los motivos por los que en Vigo se creó un hospital nuevo.

Aunque la realidad de Vigo es diferente a la de Santiago y A Coruña, porque en Vigo una parte de la población muy significativa (134.000 personas, actualmente) está atendida por Povisa. Este centro también ha mejorado su lista de espera, al pasar de 72 días a 62. Si se suman el Chuvi y Povisa, hay más pacientes que estén aguardando una operación que en todas las demás áreas: 10.000 en Vigo frente a 7.400 en A Coruña y 5.800 en Santiago. Pero el tiempo de espera no varía, ya que en Povisa son 62 días de espera.

Pero para entender la lista de espera, conviene tener en cuenta qué es. El último día del año, el Sergas coge a todos los pacientes que están esperando. Con ellos se hace una media, de manera que si una persona aguarda 30 días y otra 92, la espera media es de 61. Además, el Sergas no hace pública la lista de espera no estructural, que es un registro que incluye a los enfermos a los que se les ofrece operarse en un centro privado y lo rechazan. Esos no cuentan. Y es legal, porque un real decreto del año 2003 lo permite. El gerente de Vigo ha declinado ofrecer el dato de la lista no estructural esta mañana, pero sí ha asegurado que «es igual de bueno» que el publicado.

¿Por qué ha bajado la lista de espera? Por dos motivos. El principal es la reordenación. Estos últimos años con el Cunqueiro operativo han demostrado que en la sanidad de Vigo hacía falta reorganizarlo todo. El número de quirófanos apenas ha variado, pero desde que el Meixoeiro no tiene urgencias y se ha puesto a trabajar como extensión del Cunqueiro, la lista de espera baja. Lo confirma el jefe de servicio de traumatología, que siempre ha tenido la mayor lista de espera y que lastraba el resto. «El Meixoeiro ha pasado de ser generalista a especializarse. Lo destinamos a cirugías de corta estancia, miembro superior y rodilla; ahora tenemos vías clínicas y protocolos. En volumen hacemos más en el Meixoeiro que en el Cunqueiro», dice Roberto Casal. Así que ese hospital se ha convertido en el motor quirúrgico del Chuvi. Los datos que ahora se recogen son, en realidad, el fruto del trabajo de los últimos años.

Pero ahí entra el segundo motivo. Este año se ha operado más de 4.000 intervenciones a mayores, según el gerente, aunque el Sergas ha preferido en esta ocasión no hacer públicos los datos de actividad. En el 2018 se hicieron 35.000 operaciones, de modo que, con la estimación de Julio García Comesaña serían unas 39.000 cirugías. El jefe de servicio de anestesiología, Gerardo Baños, apunta que el 2019 tuvo una particularidad, que es que todos los quirófanos pasaron a utilizarse de manera regular. Son 22 en el Cunqueiro y 10 en el Meixoeiro. En los años anteriores, al principio no estaban disponibles todas las salas de operaciones y después hubo grandes problemas con la esterilización que obligaron a suspender intervenciones. «Ahora hacemos más seguimiento para evitar suspensiones. Se cuida mucho el protocolo de suspensiones», según Baños.

Los datos oficiales dicen que las operaciones más prioritarias (básicamente, los cánceres) esperan una media de 21 días; mientras que las de prioridad 2 se demoran 67 días. Para estas está establecido un tope de dos meses, pero es cierto que históricamente las cifras estaban más cerca de los tres meses. 

Las consultas siguen igual

El esfuerzo por mejorar la lista de espera quirúrgica, tradicional caballo de la batalla sanitaria en Vigo ha hecho que en el área de consultas no se dé esta mejora. Los hospitales siguen igual que antes: 51 días de espera por una cita con el especialista y casi 37.000 personas aguardando cita. El Sergas sigue sin ofrecer los datos de Povisa.

En el Cunqueiro y el Meixoeiro lo fían todo al programa Canles, el plan de relación entre atención primaria y los hospitales que empezó a funcionar a finales de noviembre para mejorar la derivación de pacientes, a raíz de la crisis de la atención primaria. Ese programa todavía no ha dado sus frutos. Pero el gerente ha recogido el guante, ha prometido hacer una evaluación de Canles este mismo mes y se ha marcado un objetivo para este año: «Consolidar el dato en espera quirúrgica y mejorar en consultas y pruebas».

Estos son los centros de salud de Vigo que tendrán nuevos médicos

Ángel Paniagua

Las seis plazas de doctores de cabecera se crearán en los ambulatorios con los cupos más altos

La gerencia del área sanitaria de Vigo ya estudia cómo cubrir las veinte plazas que anunció el sábado pasado para los centros de salud, que incluyen varias categorías sanitarias. Las que empiezan a estar más claras son las de medicina de familia. La dirección se las transmitió ya a algunos coordinadores de servicios en una reunión reciente y la información ha empezado a llegar a los ambulatorios de manera oficiosa. Según confirman en varios servicios de atención primaria, los centros que tendrán nuevos médicos de familia son los de Matamá, Pintor Colmeiro y Teis, dentro de Vigo; y Val Miñor (A Xunqueira), Baiona y Tomiño, en el entorno. Además, el punto de atención continuada (PAC) de Cangas contará otro doctor de familia para atender urgencias.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El hospital de Vigo tiene por primera vez mejor lista de espera que el de A Coruña