La edad de inicio en el consumo de alcohol en Vigo baja a los 13 años

Un estudio psicosocial alerta de que estos adolescentes triplican el riesgo de daños cerebrales y de peleas


vigo / la voz

Las alarmas están empezando a saltar y la mirada se dirige hacia los preadolescentes, esos vigueses que tienen 12 y 13 años. La reciente investigación abierta en torno a siete menores, de entre 8 y 13 años, a los que culpan de entrar en una casa de veraneo, hacer la güija, rajar sofás y quemar fotos, ha hecho saltar las alarmas de los profesionales del Derecho. Este episodio se produce poco después de que otros once menores de Vigo se intoxicasen al mezclar con alcohol unos medicamentos vasodilatadores tirados en la basura. Se suman voces que ven cómo los adolescentes se adentran cada vez más temprano en el terreno peligroso de las adicciones y se meten en un «circuito» de consumo.

Los investigadores psicosociales también están preocupados. Así lo manifiestan en un artículo que la revista Adicciones ha admitido para su publicación. Lo firman investigadores de psicología de las Universidades de Vigo y de Santiago de Compostela y desvelan que ha bajado hasta los 13 años la edad de inicio de consumo de alcohol. Desdice estudios anteriores como Estudes que fijaban la iniciación a los 14,5 años. Los profesores alertan ahora de que empezar antes supone que «las tasas de consumo de riesgo son tres veces superiores y se implican más en prácticas potencialmente peligrosas».

El estudio se titula La edad del inicio en el consumo de alcohol en adolescentes: implicaciones y variables asociadas. Fue desarrollado por los investigadores Antonio Rial, Sandra Golpe, Carmen Barreiro, Patricia Gómez y el vigués Manuel Isorna. Hicieron cuestionarios a 3.419 gallegos de 12 y 13 años, y a adolescentes de 14 a 18 años, también de Vigo. La novedad es que incorporaron a la muestra a escolares muy jóvenes y concluyen que «los resultados refuerzan la necesidad de retrasar la edad del inicio del consumo de alcohol como uno de los objetivos estratégicos de las políticas de prevención».

El informe constata que la edad a la que los adolescentes se inician en el consumo de alcohol «no es algo banal». Los adolescentes que empiezan antes a consumir presentan un mayor riesgo de sufrir daños cerebrales y consecuencias a nivel neurocognitivo. Entre los más precoces, es mayor la probabilidad de verse implicados en prácticas de riesgo como peleas, violencia, peor rendimiento académico, prácticas sexuales de riesgo o accidentes.

Otro motivo de preocupación es que la edad de inicio en la bebida de alcohol representa la «puerta de entrada» al consumo de otras sustancias. Cuanta más temprana la edad, hay mayor riesgo de desarrollar un consumo «abusivo» o un trastorno.

Hasta ahora, se pensaba que los jóvenes se iniciaban en el alcohol a los 14 años, en el tabaco a los 14,1 años, el cannabis a los 14,8 y en la cocaína y las anfetaminas a los 15,1. Pero creen que esos datos no representan «fielmente» la realidad. Por ello, al rebajar la muestra de los 14 a los 12, desvelaron lo que ocurría. Los jóvenes empezaban a consumir alcohol y tabaco medio año antes, a los 13,4 y 13,6, respectivamente. La primera borrachera tenía lugar a los 14,5 años, el cannabis lo probaban a los 14,6, la cocaína a los 14,9 y las pastillas a los 15,3 años. Cuatro de cada 10 adolescentes probaron el alcohol antes de los 14 años y uno de cada cinco, el cannabis. Entre los mayores, quienes empezaron a consumir alcohol más pronto ya estaban tomando seis bebidas al mes, emborrachándose o tomando otras sustancias.

«Los que empiezan antes a beber creen que les hace sentirse felices y más sociables»

El investigador Antonio Rial Boubeta, de la facultad de Psicología de Santiago de Compostela, alerta de que «desde hace años estamos detectando un consumo de alcohol y sustancias a edades cada vez más tempranas». Recientemente, la revista científica española Adicciones, de impacto internacional, publicó un artículo sobre el tema y en noviembre presentaron en el Concello un estudio hecho en Vigo en colaboración con el Plan Local de Adicciones, donde se abordan ese y otros problemas.

Rial añade que el reciente artículo se presentó en unas jornadas locales de prevención y revela que «Vigo presenta mejores resultados que el conjunto de Galicia y España, pero siguen siendo preocupantes».

Respecto a la edad mínima de inicio del consumo de alcohol, «los resultados de Vigo y del resto de la comunidad gallega son similares, entre 13,5 y 14,5 años, dependiendo de la sustancia».

El estudio se fijó en variables como la percepción de riesgo o las expectativas. Los consumidores más precoces tienen menor percepción del riesgo de la bebida que los tardíos. Los que empezaron con 12 y 13 años creen que el alcohol les hace sentirse felices, olvidarse de los problemas, sentirse más sociable y extrovertido o divertirse mucho.

El ámbito familiar también influye: los más precoces seguían el ejemplo de padres, hermanos o colegas de la pandilla cuando ven a estos emborracharse.

El estudio propone llevar a cabo una mayor prevención entre los escolares de 12 y 13 años para atajar este creciente problema social.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La edad de inicio en el consumo de alcohol en Vigo baja a los 13 años