Así se pone en hora el reloj del Santa Irene: la dirección del Santa Irene sube a darle cuerda cada 4 días

Diez días después de ajustarlo para las campanadas de Fin de Año, ya está atrasado

Foto tomada a las 17.48 horas del 9 de enero del 2020
Foto tomada a las 17.48 horas del 9 de enero del 2020

vigo / la voz

Pasadas las campanadas del 31 de diciembre, el reloj del Instituto Santa Irene, el único de torre mecánico que queda en la ciudad, vuelve a la normalidad. Y la normalidad, en este caso, es tener que subir a darle cuerda cada cuatro días para que las manillas no se paren. «Antes se ocupaba un trabajador del centro, pero desde que se fue, es una tarea que nos repartimos entre la dirección y la subdirección», explica Patricia Mena, directora del instituto público con más solera de Vigo.

La responsable del centro educativo explica que sienten la obligación de hacerlo «porque es un objeto de gran valor histórico y sobre todo, sentimental. Lo que ocurre es que no siempre podemos estar al tanto del asunto, en ocasiones coincide que hay que darle cuerda en fin de semana y no siempre se puede, son muchas las tareas que tenemos por delante cada día y a veces se nos escapa. Hay prioridades», justifica.

Debido a esta particularidad, el equipo directivo ha recibido un cursillo rápido e informal sobre relojes que no solo se queda en tirar de la cuerda. El problema es mayor. La maquinaria falla y hay que ajustarla cada cierto tiempo, así que Gerardo Alonso, el relojero que lo ajusta para la fiesta de Fin de Año en As Travesas, les dio una nociones sobre cómo hacerlo. «Cuando adelanta lo paramos, esperamos el tiempo que lleva adelantado y cuando llega a la hora buena, lo volvemos a poner en marcha. Cuando se atrasó el mes pasado, como no sabíamos adelantarlo, lo que hicimos fue pararlo, esperar once horas y media porque tenía cerca de media hora de atraso, y lo volvimos a activar en hora», revela.

«Hacemos lo que podemos dentro de lo que nos permiten nuestras obligaciones», señala la directora, que sabe que ya se ha vuelto a desajustar. «Está atrasado unos siete u ocho minutos», admite. La docente añade que las agujas tienen por dentro unos contrapesos para equilibrar la carga «y es eso lo que hay que ajustar, pero lo tiene que hacer alguien que sepa. Necesita una nueva revisión profesional y estamos en gestiones para ello. La Asociación de Comerciantes se lo planteó al ayuntamiento y parece que están por la labor, hay buena disposición». Por otra parte, el centro de titularidad pública será objeto de varias mejoras.

La titular de la consellería de Educación anunció el año pasado una inversión de un millón de euros en obras de reforma del edificio para hacerlo accesible a personas con movilidad reducida, además de la instalación de iluminación de eficiencia energética, arreglos en la cubierta y techos para dotar las instalaciones de confortabilidad térmica y evitar humedades y eliminar goteras, y de paso, retirar el escudo de simbología franquista de la fachada. «El mantenimiento del centro corresponde a la Xunta de Galicia y el reloj es patrimonio de Vigo, pero creemos que el presupuesto no da para el reloj», augura. El IES Santa Irene es uno de los institutos históricos de Vigo. Se puso en funcionamiento en el curso 1945-46 y 75 años después sigue siendo un referente en la ciudad.

La relojería Pagán se ocupa de la hora en el Marco y del Banco de Santander

El Museo de Arte Contemporáneo de Vigo, el Marco, recuperó la hora en el 2006 con dos esferas, una en la fachada y otra en la cara posterior. El anterior, el que estaba antes de rehacer el edificio, era de los 50 y acabó arrinconado en dependencias municipales. Fue sustituido por aparatos de última generación, una labor que fue encargada a la relojería Pagán, firma viguesa que figura entre las mejores especialistas del país y que desde los 80 ha instalado más de un centenar en diversos puntos de España y el extranjero, hasta en Camerún. Pedro Pagán heredero de la saga, recuerda que entonces se aconsejó cambiarlo pero exponer el viejo en alguna estancia del inmueble porque aunque no era una joya, tenía su interés al ser mecánico. Eso mismo recomienda de cara al futuro con el del Santa Irene si se cambia. Pagán se ocupa también del reloj de manecillas luminosas del Banco de Santander, en Urzaiz.

En la maquinaria de Abanca, de 1955, suenan cada día cinco melodías diferentes

El reloj de la sede institucional de Abanca en Vigo se instaló en 1955, cuando se inauguró la parte delantera del edificio. La esfera sigue siendo la misma pero la maquinaria no es la original, se cambió por una automática. De su mantenimiento rutinario se encarga el personal de mantenimiento del banco. Básicamente, consiste en el engrase periódico de las agujas y el mantenimiento de la esfera, para que no se filtren humedades y se vea blanca (si pierde luminosidad es más difícil diferenciar las horas). En caso de avería, se encarga de su reparación la relojería artesana Peares, que en su día instaló la maquinaria.

El reloj cuenta con un repertorio musical que se inicia a las 08.00 horas con la Alborada galega. A las 12.00 suena el Ave María de Schubert. El programa de tarde comienza a las 15.00 horas, al son del romance Camina Don Sancho. A las 19.00 horas sigue con la melodía de la canción gallega Lonxe da terriña y se cierra a las 22.00 horas con la interpretación musical del poema Negra sombra, de Rosalía de Castro.

Este repertorio se mantiene durante todo el año, salvo en Navidad, que se sustituye por el villancico Noche de Paz, aunque a mediodía se mantiene el Ave María.

Repetidores

El reloj que corona la sede central de Abanca, con una esfera que mide dos metros de diámetro, cuenta en Vigo con repetidores en la Entidad Local Menor de Bembrive y en las parroquias de Beade y Matamá (en ambos casos, en la iglesia parroquial).

Además, hay piezas similares en otros inmuebles del banco en las localidades de A Illa de Arousa, Vilanova de Arousa, Vilagarcía, Arbo, A Cañiza, Ponteareas, Goián, A Guarda, A Estrada, Cangas, Moaña y Pontecesures.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Así se pone en hora el reloj del Santa Irene: la dirección del Santa Irene sube a darle cuerda cada 4 días