Los vecinos exigen un mayor control arqueológico en el Barrio del Cura

Residentes presentan alegaciones para mejorar la  principal urbanización de Vigo


vigo / la voz

Vecinos del Casco Vello han presentado en el Ayuntamiento una solicitud para que se controle mejor la demolición del viejo Barrio del Cura. Reclaman información sobre si se están realizando los controles arqueológicos pertinentes en la parcela del antiguo asilo.

El plan de reforma urbanística de esta manzana se encuentra a exposición pública hasta el 7 de enero, por lo cual los residentes han presentado sugerencias y alegaciones, que serán examinadas por los expertos en urbanismo del Concello, para ver si son pertinentes o no.

En una de estas sugerencias vecinales se hace constar que «por lo que se ha podido observar en el destierre, están excavando y ese material va directamente a la trituradora haciendo imposible la revisión de los restos extraídos». María Fernanda Conde señala que vieron un trozo de muro antiguo y al día siguiente había desaparecido de su vista. Quieren saber si esos paramentos tenían valor o no y si en el departamento de Urbanismo hay constancia de que se haya controlado arqueológicamente el movimiento de tierras.

En su petición al Concello, los vecinos recuerdan que se trata de un proyecto privado en una parcela en posibilidad de albergar yacimientos, túneles o minas de agua antigua como otras que se hallan ubicadas en otros lugares del casco histórico de Vigo y de las que se tiene conocimiento popular. Por este motivo consideran que debería ser más exhaustivo el control de las demoliciones y movimientos de tierras en el barrio que acogerá una gigantesca urbanización de 400 viviendas. Otra de las preocupaciones es si se va a trasladar un crucero que se encuentra en la zona o no. También existe interés por saber cómo va a transcurrir finalmente el tráfico en los viales existentes, en concreto en Poboadores. Por ello los vecinos han solicitado un informe sobre cómo va a ser el tráfico desde San Francisco hasta el Paseo de Alfonso cuál va ser el sentido de la circulación, las zonas de aparcamiento de residentes, carga y descarga y quieren conocer si habrá circulación restringida y cómo van a ser los accesos. La urbanización prevé dos grandes edificios y otras edificaciones menores a su alrededor cerrando la manzana en la que también habrá una zona verde. Una de las cuestiones que preocupa es que el subsuelo es de roca y muchas casas tienen sus cimientos en ella, por lo que a las excavaciones pueden volverse delicadas a la hora de realizar las perforaciones necesarias.

El edificio que va a dar a Poboadores va a tener cuatro alturas por ese lado (y 6 por Torrecedeira) y será más alto que las casas que se encuentran en dicha calle. Algunas de ellas, las situadas en los número 57 y 59, se levantaron en 1903. Los residentes señalan que esa rúa era una zona extramuros de la antigua muralla que protegía Vigo y que fue poblada por gentes que emigraron desde la Meseta.

En las demoliciones se han tronzado algunos árboles de gran porte que nunca se podaban y que en verano originaban grandes zonas de sombra en dicho vial del Casco Vello. Se trataba de grandes plataneros. Los vecinos habían reclamado en su día que se podasen, pero el Concello nunca obligó a hacerlo.

Los vecinos esperan que se tengan en cuenta sus alegaciones para que el impacto de los nuevos edificios no ensombrezca a las construcciones antiguas más bajas.

La calle Poboadores tendrá tráfico descendente y se eliminarán plazas en superficie

El portavoz de la Asociación de Vecinos del Casco Vello, Fiz Axeitos, señala que desde la asociación han facilitado a los vecinos el contacto de un bufete de abogados para que puedan presentar sus correspondientes alegaciones si lo consideran oportuno y son los residentes los que las han formulado a título individual.

El proyecto contempla un bloque alargado que discurrirá entre Poboadores y Torrecedeira ocupará 2.554 metros cuadrados con una edificabilidad de 11.800 metros cuadrados construidos.

Los bajos comerciales de la nueva urbanización tendrán 2.245 metros cuadrados con una edificabilidad de superficie comercial de 5.055 metros.

En el plan inicial toma como línea para el retranqueo la bisectriz de la calle. «Estamos de acuerdo en que se recupere todo el barrio, pero que se respeten las alturas para que haya una zona de transición entre las casas actuales que no son muy altas y las nuevas edificaciones», dicen los vecinos. Prevén dos grandes edificios, uno alargado y otro en forma de estrella, rodeados de otros inmuebles que van dando forma a la manzana.

La actuación conllevará que la calle Poboadores tenga sentido descendente y enlace con un nuevo vial que desembocará en Torrecedeira. La actuación hará que se pierdan aparcamientos en superficie en favor del párking subterráneo con capacidad para 900 plazas. Pero de estas hay más de 300 que están destinadas a una gran superficie comercial, posiblemente Mercadona. El párking de Porta do Sol no se ha recuperado por lo que existe un déficit de garajes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los vecinos exigen un mayor control arqueológico en el Barrio del Cura