PSA Vigo trabajará al máximo de su capacidad desde enero

Hará 2.300 coches al día, incluidos fines de semanas y festivos


Vigo / la voz

El 2020 va a ser un año histórico para la planta de PSA en Vigo y para la automoción gallega. No es una declaración de intenciones. Es una previsión basada en hechos reales, que sitúa a la factoría viguesa al máximo de su capacidad de producción de sus dos segmentos estrella: los todocamino (antes monovolúmenes), con el flamante Peugeot 2008 al frente; y los vehículos comerciales, fabricados bajo cuatro marcas diferentes: Peugeot, Citroën, Opel y Toyota (esta última empezará a fabricarse en serie a partir de esta semana).

La coincidencia en la planta de unos modelos con inmejorables perspectivas de demanda sitúa el techo de producción estimado para el 2020 entre las 550.000 y las 600.000 unidades, el volumen máximo alcanzado en los casi 60 años de historia de la planta gallega, que cerrará el 2019 en el entorno de los 406.000 coches ensamblados (el año pasado fueron 398.400).

Esto, traducido al plan de trabajo de la fábrica, equivale a pasar de la producción diaria actual de 1.700 vehículos a una cadencia de 2.300 a partir del año que viene. Y la única forma de conseguirlo es aumentando plantilla y turnos de trabajo para tener las líneas de producción a pleno rendimiento, y dibujar un calendario laboral como el que acaba de presentar la dirección de PSA Vigo. Sin fechas en rojo, ya que habrá actividad durante todos los fines de semana y festivos a lo largo del 2020.

De este modo, la planta viguesa superará las 250.000 unidades producidas al año del Peugeot 2008 y su versión eléctrica (el 45 % de la carga de trabajo de la planta), que sumada a las más de 250.000 furgonetas (Berlingo, Partner, Opel y Toyota) y a los otros modelos menos exitosos (Peugeot 301 y Citroën Elysèe) situarán a la factoría en el máximo histórico de actividad.

Contratación y convenio

De momento, la planta gallega ha dado entrada a 600 nuevos empleados. A finales del próximo mes de enero está previsto que se active un nuevo turno de noche, que conllevará ampliar la plantilla en otros 600.

Pero, además, PSA Vigo estaría barajando la puesta en marcha de un nuevo equipo entre marzo y abril, que situaría el volumen total de trabajadores de la factoría por encima de los 7.000 efectivos. Este fuerte impulso productivo se explica, principalmente, por la gran acogida comercial que está teniendo el nuevo Peugeot 2008, que está en proceso de salida al mercado, y que ha desbordado las estimaciones más optimistas.

De hecho, la fábrica viguesa ha aprovechado al máximo el calendario laboral en diciembre (activando los sábados 14 y 21, además del festivo del día 6, algo inédito en la historia del centro) para poder hacer frente a la demanda, llevando la capacidad de fabricación hasta el límite.

El año arrancará además con otro reto de futuro, y no menos importante: la negociación de un nuevo convenio colectivo. Será a partir del 10 de enero.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

PSA Vigo trabajará al máximo de su capacidad desde enero