El juez obliga a PSA a pagar al Concello dos millones que pretendía ahorrar por la crisis

La factoría se acogió de forma unilateral a una rebaja en el IAE para sectores declarados en recesión


VIGO / la voz

El Concello de Vigo cobrará de PSA Peugeot-Citröen más de dos millones de euros que la factoría quería ahorrarse del impuesto de actividades económicas. Una sentencia reciente del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Vigo ha desestimado una demanda de la fábrica de automóviles y mantiene en vigor la resolución municipal para cobrar este importe.

La empresa intentó pagar menos aferrándose a una reducción que prevé la normativa que regula este impuesto para el caso de sectores declarados en crisis. Así, actuando de forma unilateral, el 28 de diciembre de 2016, y con efectos para el siguiente ejercicio económico, presentó una declaración del impuesto que contenía variaciones de datos con relación a los que había aportado en años anteriores.

Concretamente, la empresa se acogió a la rebaja prevista mediante la sustitución de los kilowatios de potencia instalada sujetos a tributar por los kilowatios de potencia media consumida. Se trata de una medida contemplada para sectores para los que se apruebe la reconversión de sus planes de trabajo para atemperar el impuesto al nuevo ritmo de funcionamiento.

El Concello verificó los datos y comprobó que el importe no era el correcto. Partiendo de las cifras de los ejercicios anteriores, formuló una propuesta de liquidación provisional de 2.180.000 euros. Esta cifra es la diferencia entre los datos declarados y los comprobados. PSA impugnó entonces la resolución del concejal de Hacienda aprobando esta liquidación provisional. Entre otras razones, la empresa argumentaba que la administración local no era competente para valorar elementos propios del IAE, puesto que le corresponde hacerlo a la administración tributarias.

Sin embargo, el juez no ha dado la razón en su sentencia a la fábrica. En primer lugar, reconoce que el Concello sí fue competente para incoar un procedimiento de verificación de datos. Precisamente, la Agencia Tributaria se dirigió al Concello de Vigo solicitando un informe sobre la procedencia de aplicar al grupo automovilístico la rebaja fiscal contemplada para sectores en crisis.

Niega la mayor

La sentencia del Contencioso de Vigo niega la mayor y rechaza que el sector de la automoción estuviera en crisis para poder acogerse a la rebaja fiscal. «Considerar que el sector de la automoción está en crisis no se puede hacer derivar de la notoriedad según los medios de comunicación o según resultados negativos de su gestión empresarial», señala el juez en el fallo.

Considera que no se cumplió el requisito de ser un sector declarado expresamente en crisis y con la consiguiente aprobación de la reconversión de sus planes de trabajo.

De hecho, las órdenes estatales por las que se establecen las convocatorias de ayudas en el marco del Plan de Competitividad del Sector Automoción, nunca lo declararon en recesión, pese a caer las ventas.

PSA podrá recurrir el fallo del juzgado vigués.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El juez obliga a PSA a pagar al Concello dos millones que pretendía ahorrar por la crisis