Consumir un kilo de cordero impacta tanto como un coche de Vigo a A Coruña

Sara González recomienda la dieta atlántica por su compromiso medioambiental


vigo / la voz

Por su responsabilidad con la salud de los consumidores y su menor impacto medioambiental, la doctora en Ingeniería Química por la Universidad de Santiago de Compostela Sara González está impulsando la dieta atlántica. La ponencia de la Mesa Saludable organizada por La Voz de Galicia y Vegalsa Eroski, en colaboración con la Fundación Dieta Atlántica y la ayuda de las conserveras Cabo de Peña y A Rosaleira, Feiraco y Aceites Abril, se centró ayer, en la Sede Afundación Vigo, en asegurar los beneficios de este régimen basado en el consumo de alimentos de proximidad y poco procesados.

«La alimentación es una necesidad fisiológica básica», arrancó la experta en la química de los alimentos. La doctora González apunta que esta actividad involucra a todo el sistema alimentario, incluyendo la distribución de los alimentos y las acciones de consumo que se realizan mediante la utilización de gas y energía, altos contaminantes en la atmósfera.

Desde el comienzo de la charla, la experta insistió en que no todos los alimentos contribuyen de igual forma a la emisión de gases de efecto invernadero. «El 50 % de las emisiones producidas por el sistema alimenticio están asociadas a carnes de rumiantes, como la ternera, el cerdo o el cordero», aclara Sara González. De esta forma, la doctora se refería a la popularización de la dieta atlántica. La FAO reconoce como dieta sostenible aquella que es saludable y está basada en la poca dependencia de alimentos de origen animal y bajo impacto ambiental.

La atlántica, pues, está protagonizada por el compromiso con la salud humana y con el menor impacto de la huella de carbono y la huella hídrica del sistema alimentario. «Los alimentos de origen animal son los principales responsables de los gases de efecto invernadero», informa González. En este sentido, mencionó que para la elaboración de una hamburguesa se necesitan 2.400 litros de agua, en comparación con el cultivo de una patata, que simplemente necesita trece. Asimismo, consumir un kilo de cordero conlleva un impacto de 39 kilogramos de gases de efecto invernadero en la atmósfera, «la misma emisión que conducir un coche desde Vigo hasta A Coruña», compara la experta.

La dieta atlántica se basa en un consumo alto de pescados y alimentos de temporada, preferiblemente de proximidad, abundancia de frutas y hortalizas y una apuesta por los cereales. En cuanto a la ingesta de carne, sin embargo, la Atlántica aboga por una reducción en su consumo, por su impacto medioambiental. Y sobre su preparación, Sara González menciona la «sencillez en la preparación de los alimentos, con preferencia de platos hervidos y a la plancha, los cuales modifican escasamente la calidad y el valor de las materias primas».

¿Cuántos excesos se puede tener con los precocinados? Son un tipo de alimentos que no se encuentran en ninguna recomendación. Desde un punto de vista sanitario no lo son por su concentración de grasas y desde el ambiental tampoco por su proceso de producción, que implica muchos procesados.

Es igualmente necesario controlar el consumo de agua, sobre todo de la dulce, en el sector de la agricultura. Este se lleva el 70 % del gasto. Las cifras en España son alarmantes ya que la huella hídrica es semejante a la de todo un gigante como Estados Unidos, con 5.276 litros consumidos por persona al día.

Al igual que con los congelados, siempre resulta mejor idea el consumo de los productos frescos, por su menor impacto ambiental y compromiso con la huella de carbono. Las conservas suelen concentrar salsas y esterilizantes, además de la fabricación de la propia lata, la cual incrementa el impacto directamente. Entre consumir un kilo de guisantes frescos o hacerlo en lata, la dieta atlántica siempre recomienda la primera opción.

La forma de cocinar los alimentos es determinante por su impacto

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Consumir un kilo de cordero impacta tanto como un coche de Vigo a A Coruña