El Concello no puede pagar un importante crédito

HEMEROTECA | Ocurrió en noviembre del año 1985


El Ayuntamiento de Vigo se encontraba en noviembre de 1985 ante una difícil situación de tesorería y falta de liquidez. En ese momento no había sido posible abonar el último plazo de la amortización más los intereses de los 1.700 millones de pesetas deuda pública, emitida en el primer mandato de Manuel Soto, para financiar el Plan de Actuación Municipal.

Pese a que solamente eran ciento cincuenta los millones a abonar, el Ayuntamiento no pudo cumplir con sus obligaciones en el plazo convenido. La situación de caja se justificaba como consecuencia de la «gestión directa» del cobro de determinados impuestos que entonces recaudaba directamente el municipio (contribución urbana, licencia fiscal), en lugar del sistema anterior, en el que recaudaba Hacienda y transfería adelantos sobre el total a la caja municipal.

Ante la urgencia por afrontar pagos urgentes, como las nóminas de diciembre, el gobierno municipal pedía un nuevo crédito a la Caja de Ahorros de Vigo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Concello no puede pagar un importante crédito