Luces navideñas a la carta para los vecinos que la reclamaron en el 2018

alejandro martínez VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

M.MORALEJO

El Concello ha aumentado en 208.000 euros el contrato para satisfacer la demanda

18 nov 2019 . Actualizado a las 12:19 h.

El Concello de Vigo amplió este año el contrato de la iluminación navideña para atender todas y cada una de las peticiones que recibió el año pasado por parte de vecinos y de colectivos reclamando luces en sus calles.

Este incremento supone que, a mayores, las arcas municipales desembolsarán este año 104.000 euros más y la misma cantidad en el 2020. En total, 208.000 euros de aumento sobre un precio de contrato de 2,4 millones de euros para llevar a cabo las campañas de Navidad de 2018, 2019 y 2020. El contrato de Iluminaciones Ximénez fue aprobado el 14 de agosto de 2018 tras abrir un procedimiento abierto de contratación. El incremento del contrato equivale a un 8,42 % del precio del contrato y se encuentra dentro del límite de porcentaje máximo de modificación del mismo, que es de un 20 %.

De esta forma, las calles donde se han ampliado las luces este año se encuentran en Calvario, Florida, Bouzas, Teis, Coia, Traviesas, Plaza Elíptica, el núcleo de población de As Roteas, las calles Hispanidad, Celso Emilio Ferreiro, Isabel II, Menéndez Pelayo, Doctor Marañón, Cristo y Londres.

El Concello ha hecho un estudio de las calles sobre las que se formularon peticiones y ha registrado en ellas un total de 667 locales comerciales con actividad y otros 349 que carecen de ella. Son avenidas en las que residen un total de 14.788 personas. Cuentan con una baja ocupación comercial, que se sitúa en torno al 65 %. «Non cabe a menor dúbida sobre a necesidade e conveniencia de atraer infraestructura comercial nas rúas e ampliar o reforzo do proxecto inicial, na procura dunha maior eficiencia, xerando un maior atractivo que potencie a economía local e o crecemento do comercio», señala la propuesta de acuerdo para la modificación del contrato.

La ampliación del programa de iluminación y ornamentación de Navidad se engloba dentro de una estrategia municipal para fomentar la dinamización del comercio, así como el desarrollo urbano, social y económico de la ciudad e incentivando el consumo. Considera que se trata además de una iniciativa que contribuye a generar empleo, dinamizar el sector hostelero y hotelero, así como el transporte público, de ocio y apoyar a las empresas instaladoras de servicios.

Además, sitúa esta ampliación en el contexto de la desaceleración económica que atraviesa el comercio local. «Por iso resulta preciso adoptar medidas de reactivación do mesmo en determinadas zonas, así como impulsalo noutras que carecen de tecido comercial», expresa el Concello.

Cartas

Numerosos vecinos escribieron el año pasado al Ayuntamiento demandando luces en sus calles. Un vecino de 87 años las pedía para la calle Barcelona porque a la gente mayor «nos haría mucha ilusión. Un alumbrado con que fuese pequeño sería grande para nosotros». Otra ciudadana las reclamaba para la calle Hispanidad. «En esa zona de la ciudad también hay familias con niños que les gusta salir a la calle y sentir que allí también es Navidad».

Curiosamente, otro ciudadano sugería el año pasado la creación de un mercadillo en la Alameda y que fueran los propios comerciantes y hosteleros vigueses los que lo gestionaran. Dicho y hecho. La crítica política que hace Marea de Vigo es que les gustaría ver «la misma diligencia a la hora de atender peticiones de carácter social de familias necesitadas de la ciudad»