Galicia inventaria los soutos tradicionales para proceder a su recuperación

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

VIGO CIUDAD

MIGUEL VILLAR

Medio Rural trabaja con la Unversidad de Vigo en la caracterización de estas plantaciones abandonadas, de las más recientes y de las que incluyen una mezcla con otras frondosas

13 nov 2019 . Actualizado a las 10:08 h.

Galicia cuenta con numerosos soutos abandonados. Plantaciones de las que nadie cuida, ni se ocupa y que podría contribuir a generar riqueza en el medio rural. Esa es, al menos, la opinión de la Consellería de Medio Rural, que ha puesto en marcha un plan para inventariar estos espacios y tratar de ponerlos en valor. El programa, que se desarrolla en colaboración con la Universidade de Vigo, todavía se encuentra en su primera fase.

El trabajo de los técnicos de la universidad viguesa ha comenzado por caracterizar los diferentes tipos de soutos que existen en Galicia: los tradicionales, las plantaciones más recientes y aquellas que mezclan castaños con otro tipo de árboles frondosas. Este trabajo será el que permitirá crear el inventario gallego de este tipo de plantaciones, que a su vez ayudará a elaborar con datos verídicos y contrastados el plan de recuperación de los soutos tradicionales de Galicia

El programa se encuentra actualmente en la primera fase, con la elaboración de la caracterización y el inventario de soutos. Desde Medio Rural son conscientes de que la comunidad cuenta con numerosas plantaciones de esta especie que están abandonadas. De hecho, solo en Folgoso do Courel hay 2.800 hectáreas de las que nadie se ocupa, según los datos facilitados por el conselleiro, José Vázquez. Pero el plan para la recuperación de estos espacios incluye una segunda fase, en la que se caracterizarán las zonas productivas de Galicia, se analizará su viabilidad de gestión y las posibilidades de transformación y comercialización en aquellos territorios en los que se encuentran los bosques tradicionales de castañas. Todavía habrá una tercera fase, con el fin de abordar e implantar un modelo de aprovechamiento de estos espacios en aquellas zonas del territorio en las que se ubiquen. El objetivo que se perseguirá con todo esto es que este tipo de bosques se conviertan en un elemento dinamizador del medio rural.