El Concello finiquita el convenio de Abrir Vigo al Mar culpando al Puerto

El acuerdo de 1992 para mantener As Avenidas durante 50 años se rompe


vigo / la voz

El hundimiento del muelle que provocó el accidente de O Marisquiño ha hecho saltar por los aires el acuerdo firmado en 1992 que debía durar 50 años, para el mantenimiento del paseo y los jardines de As Avenidas, es decir, la zona superior al túnel que transcurre por la avenida de Beiramar. El Concello ha roto unilateralmente el convenio al discrepar abiertamente de la Autoridad Portuaria sobre las responsabilidades de una y otra institución en la conservación de la zona. Los fallos estructurales hicieron que el pantalán se hundiese bajo el peso de cientos de personas en un fatídico 13 de agosto del 2018.

La Junta de Gobierno Local del Concello de Vigo señala en una resolución que la Autoridad Portuaria de Vigo puede interponer un recurso contencioso administrativo ante la ruptura del pacto, que también afecta a la Zona Franca.

En el pasado mes de mayo, la Autoridad Portuaria remitió al Concello dos escritos advirtiendo de las deficiencias observadas en la Praza da Estrela y en la zona de As Avenidas. El abogado del Estado, a instancias del Puerto, pedía al Concello que se hiciese cargo de las reparaciones tal como contemplaba el convenio suscrito ene el año 1992. En los últimos años las deficiencias han provocado caídas y lesiones. La Autoridad Portuaria ha acometido reparaciones pero han sido insuficientes de manera que antes del último festival del Sea Fest los organizadores se vieron obligados a realizar arreglos de urgencia para que no hubiese caídas.

Para denunciar el convenio, el Ayuntamiento esgrime un informe de su propio abogado en el que se señala que la titularidad de todo el entorno es de la Autoridad Portuaria y que el muelle colapsado construido en los años 80 es ajeno al Concello, por lo que este no tiene ningún tipo de obligación. Además, en opinión del ingeniero municipal de Caminos, las obligaciones del Concello se limitan a las obra y urbanizaciones resultantes de la firma del convenio del 1992. El Concello reconoce que tiene la obligación de mantener los pavimentos de madera y de piedra ejecutados con las obras de Abrir Vigo al Mar «pero esta obriga de mantenemento se limita é enmenda dos menoscabos que se prozan neles no tempo polo natural uso do ben é dicir, polo tránsito exclusivamente peonil».

Aquí está el quid de la cuestión, porque el alcalde, Abel Caballero, siempre ha sostenido que el deterioro del paseo se debe al tránsito de camiones de gran tonelaje que transportan enormes piezas de acero para su embarque en el puerto. El informe del técnico municipal constata que, una vez hechas las obras de Abrir Vigo al Mar, los pavimentos fueron empleados «para usos non previstos como a circulación rodada de vehículos pesados» por lo que «o deterioro destes ámbitos se debe a este tráfico rodado e pesado non previsto no proxecto».

La reparación requiere importantes obras de reforma en profundidad y asegurar el pavimento para que no se rompa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Concello finiquita el convenio de Abrir Vigo al Mar culpando al Puerto