«Tendría que irme a vivir a Vigo solo para poder hacer este bachillerato»

Un total de 27 jóvenes estrenan la modalidad de Artes implantada en el IES Val do Tea tras 19 años de demanda


ponteareas / la voz

«Tenía muy claro que quería hacer este bachillerato porque es el que necesito para estudiar Diseño. Ya estaba viendo cómo poder vivir en Vigo en casa de algún familiar para cursarlo pero, al conseguirse aquí se encendió una luz». Diego Alonso es de Ponteareas, forma parte de la primera promoción del Bachillerato de Artes que se ha estrenado este curso en el IES Val do Tea e iguala casi en edad al movimiento social y pedagógico que peleó durante 19 años para que la cabecera de la comarca del Tea, con un reputado conservatorio pudiera ofertar esta modalidad.

Durante el año pasado el Concello realizó encuestas en los últimos cursos entre el alumnado de tercero, cuarto de la ESO y primero de Bachillerato de los centros educativos y se recogieron más de 1.500 firmas respaldando esta reclamación. Tanto el director del IES Val do Tea, Miguel Rodríguez, como los de Pedra de Auga y do O Barral, Rebeca Núñez y Álvaro Groba, respectivamente, consideran que la implicación de la inspectora de Educación, Teresa Fournol, «fue determinante para conseguirlo».

Los tres centros educativos trabajan de forma coordinada, realizan actividad conjuntas e incluso pueden compartir alumnos. «La decisión de que se implantara en el Val do Tea fue un acuerdo consensuado entre los tres directores y la ubicación en Ponteareas es estratégica», apunta la inspectora. La únicas alternativas para los jóvenes que quisieran cursar esta modalidad estaban en Vigo y en Mos y el insituto mosense está más cerca de O Condado pero no hay posibilidad de llegar en medios públicos de transporte por lo que, finalmente, resultaba hasta más accesible Vigo para aquellas familias que pudieran asumir el traslado o la manutención del joven en la ciudad. «Los institutos de Ponteareas están todos en la misma zona y detrás la estación de autobuses por lo que se garantiza una mayor accesibilidad», destacan los equipos directivos.

Hay diversidad de opiniones sobre cuántos alumnos habrían elegido otra modalidad aunque sonal de la inspectora de Educación, Teresa Fourmol, «fue decisivo para conseguirlo». Los tres centros educativos trabajan de forma coordinada, realizan actividad conjuntas e incluso pueden compartir alumnos. «La decisión de que se implantara en el Val do Tea fue un acuerdo consensuado entre los tres directores y la ubicación en Ponteareas es estratégica», apunta la inspectora.

Hay diversidad de opiniones sobre cuántos alumnos habrían elegido otra modalidad aunqueno fuera la deseada pero el baremo en los exámenes de acceso a la universidad (ABAU) también juega a favor de los que cursaron materias propias del Grado que se pretenda. Tres alumnas se fueron el año pasado a Mos y al Politécnico de Vigo para poder cursarlo.

En clase la balanza se inclina únicamente en función de las posibilidades de cada familia y también ponen sobre la mesa la frustración de tener que cursar durante dos años materias en las que no se sienten cómodos ni van a seguir en su futuro académico. La inmensa mayoría del los 27 alumnos son de la villa del Tea. Son 19 de Ponteareas pero tres son de Mondariz, dos de Salvaterra, uno de A Cañiza, otro de Salceda y otro de O Porriño. «Eu non podería ter ido a Vigo polo desembolso económico. Tería que ter feito outra modalidade pero a min só me interesa esta», apunta otra ponteareana, Laura Carballido. «Yo me planteé hacer el de humanidades pero por fin se consiguió este y vengo a diario desde O Porriño porque hay suficientes frecuencias de autobuses», indica Andrea Padilla. También a Lucía Domínguez le llegó la oportunidad en el último momento. «Pensé que tendría que hacer mixtas pero siempre quise estudiar cine y audiovisuales y justo se aprobó este bachillerato cuando acabé la ESO», explica otra alumna de Ponteareas.

Hay asignaturas que pueden sumar hasta 2 puntos más en la ABAU

El adelanto del acceso al instituto con doce años y la proliferación de Grados a los que se accede con mayor o menos facilidad en función de las asignaturas que se hayan cursado en el Bachillerato supone también tener que planificar con mucha más antelación el recorrido académico que se pretende y a un mayor esfuerzo familiar para poder cursar la modalidad con las asignaturas que más puntúan para acceder al siguiente paso educativo amén de los posibles fracasos escolares que algunos pueden enfrentar por no poder desarrollar sus aptitudes. En la ABAU hay que examinarse de cuatro materias comunes. Pero luego están las troncales de cada opción y las específicas. En estas últimas, las notas pueden multiplicarse hasta sumar 2 puntos más para el acceso, si forman parte de los parámetros de ponderación establecidos por la Xunta. Es decir que esas notas se multiplican por 0,1 o 0,2 en la media.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
2 votos
Comentarios

«Tendría que irme a vivir a Vigo solo para poder hacer este bachillerato»